Continúa búsqueda de joven buzo desaparecido en Varadero

Alfredo Alejandro Díaz, pescador submarino de 22 años, desapareció en el balneario turístico de Varadero, desde el 26 de noviembre. Las autoridades afirman que entrenaba apnea
Alfredo Alejandro Díaz
 

Reproduce este artículo

Autoridades de la provincia cubana de Matanzas continúan la búsqueda de Alfredo Alejandro Díaz Alemán, un pescador submarino de 22 años que desapareció en el balneario turístico de Varadero, desde el viernes 26 de noviembre.

El teniente coronel Williams González Hernández, jefe de la Defensa Civil de la Región Militar de Matanzas, descartó la hipótesis de que el joven fuera a la zona donde lo vieron por última vez con la intención de realizar pesca submarina, informó la emisora estatal Radio 26.

Según González Hernández, el joven buzo dejó los arreos de pesca en su casa y se dispuso el viernes solo a practicar apnea en el área de entrenamiento del Canal de Paso Malo, en la zona aledaña al puente Carenas y el antiguo hotel Oasis. Llevaba un traje especializado, los contrapesos y una cámara de buceo. Alfredo Alejandro acostumbraba a descender en esa zona entre 25 y 30 brazas, afirmó el periódico estatal Girón.

El oficial de la Defensa Civil citado por Radio 26 aseguró que se informa constantemente a la familia de Díaz Alemán sobre las labores de búsqueda. Según el teniente coronel Williams González, en la operación participan “todas las fuerzas y medios del Ministerio del Interior, la Cruz Roja y de otras instituciones y empresas de la zona”, informó la emisora oficialista.

“No se detendrán las acciones hasta tener certezas sobre la situación de Alfredo Alejandro”, concluyó el militar.

La desaparición del joven fue notificada a las autoridades por su familia tras no regresar a su vivienda en la localidad de Santa Marta en horas de la tarde del 26 de noviembre. Este lunes en la zona del canal de Paso Malo, permanecían muchos amigos y familiares de Alfredo.

Desde la tarde del 26 de noviembre, sus padres se presentaron en el recodo de costa donde el joven dejó sus pertenencias: una moto eléctrica, ropa y billetera, sin moverse prácticamente del lugar, a la espera de cualquier indicio de esperanza, dijo a ADN Cuba una fuente cercana que prefirió el anonimato.

La búsqueda se ha extendido hasta las cercanías de la bahía de Matanzas y la calle 8, en la ciudad balneario de Varadero. Especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), trabajan en identificar los movimientos de las corrientes y la marea.

Amigos y vecinos solidarios se organizaron para hacer una búsqueda por mar y tierra del joven desaparecido, utilizando sus propios medios. Las tropas Guardafronteras colaboraron con sus embarcaciones, haciendo una revisión en aguas cercanas.

Personas con botes de pesca rastrean la costa desde la mañana al anochecer, mientras otros han recorrido kilómetros en la provincia Matanzas para obtener alguna pista, sin éxito hasta el momento.

Comenta la fuente que los familiares y amigos de Alejandro han intentado obtener permiso para hacer una búsqueda aérea en helicóptero, pero no han podido lograrlo.

Díaz se dedica a la pesca submarina y la apnea como entretenimiento y es repartidor a domicilio de la aplicación Un2x3. Reside en el poblado de Santa Marta, a pocos kilómetros del balneario turístico más famoso de Cuba.