Cuba sumó otros 4 muertos y 408 casos nuevos de coronavirus
Autoridades sanitarias del régimen anunciaron este jueves 408 nuevos positivos de la COVID-19, cifra superior a las registradas en días anteriores
Hombre conduce bicitaxi en La Habana, durante pandemia. Foto: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Autoridades sanitarias del régimen cubano anunciaron este jueves 408 nuevos positivos de la COVID-19, una cifra superior a las registradas los días anteriores, aunque aún por debajo de los máximos de la semana pasada, en la que se llegó a superar el medio centenar de casos diarios.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) también informó de 4 nuevas muertes, que elevan a 184 el total de fallecidos con el coronavirus desde el inicio de la pandemia, mientras el número acumulado de casos se sitúa en 19 mil 530.

De los 408 contagiados del jueves, 371 eran contactos de casos previamente confirmados, 28 contrajeron el virus en el extranjero y en 9 de los enfermos de momento se desconoce la fuente de infección. Para detectarlos se llevaron a cabo 11 mil 433 pruebas PCR.

El país caribeño contabiliza en este momento 4 mil 557 pacientes ingresados activos con la enfermedad. De ellos, 4 mil 511 no presentan complicaciones, 18 están reportados en estado crítico y 28 graves.

El jueves se dio el alta médica a 263 pacientes ya recuperados, mientras se somete a vigilancia clínica a 9 mil 215 personas, de las cuales 3 mil 657 se consideran sospechosas de portar el virus.

Cuba ha sufrido en las últimas semanas un aumento considerable de los casos de coronavirus, por lo que las autoridades han intensificado las restricciones en varias provincias, entre ellas La Habana.

La capital se mantiene desde el pasado día 11 en la fase cero (epidémica) o de “transmisión autóctona limitada” con la aplicación de medidas más restrictivas como la suspensión de clases, el cierre de establecimientos de servicios, limitaciones al transporte público en horario nocturno y fuertes multas a los infractores de las medidas con las que el régimen pretende cortar los rebrotes.

También se aplican estas medidas en las provincias de Villa Clara (desde el miércoles), Matanzas, Guantánamo y Santiago de Cuba.

Las provincias de Sancti Spíritus, Las Tunas, Holguín y Granma y el municipio especial Isla de la Juventud son los únicos territorios en Cuba que no han perdido su estatus de “nueva normalidad”, con medidas más laxas.

En todo el país se mantiene el uso obligatorio de la mascarilla y a los viajeros internacionales se les exige una prueba PCR negativa realizada 72 horas antes de su arribo a la isla, a la que se suma una muestra tomada en el aeropuerto y su aislamiento estricto hasta conocer el resultado.

Según asegura el régimen, mientras escasean los productos más básicos, incluyendo medicamentos, Cuba prepara cuatro candidatos a vacunas para la COVID-19, pero de momento están en una fase intermedia de ensayos clínicos y el Estado no ha adquirido dosis en el mercado internacional.

 

(Con información de EFE)