COVID-19: ¿Qué deben hacer los viajeros internacionales que llegan a Cuba?
Cuba estableció un protocolo de control sanitario internacional que ha sido catalogado por la prensa oficialista como riguroso. En las últimas semanas varios visitantes foráneos han dado positivo al coronavirus, pero el régimen ha intentado ocultarlo
Protocolo sanitario en los puertos de entrada cubanos
 

Reproduce este artículo

Cuba estableció un protocolo de control sanitario internacional que ha sido catalogado por la prensa oficialista como riguroso. A continuación, ADN Cuba muestra los elementos que un visitante extranjero debe considerar a su arribo a la Isla en tiempos de pandemia. En las últimas semanas varios visitantes foráneos han dado positivo al coronavirus, aunque el régimen ha intentado ocultarlo.

Una información del medio estatal Tribuna de La Habana explica cuáles son estas disposiciones y que su implementación no imposibilita los viajes ni el comercio internacional.

En todos los puertos de entrada al país se aplican las siguientes medidas generales de Control Sanitario Internacional: el llenado de la Declaración de Sanidad del Viajero (Mod. 82-33-02) (Declaración Jurada de Salud) a todos los viajeros, la toma de la temperatura, el uso obligatorio de mascarilla y el respeto al distanciamiento social y la realización de la toma de muestra para PCR a todos los viajeros internacionales que tendrá un costo de 30 USD o su equivalente en otra divisa.

Las medidas contenidas en el Protocolo de control sanitario internacional en la atención primaria de salud son las siguientes:

El viajero internacional que llegue a la comunidad y no fue contactado por ningún equipo básico de salud a su llegada al país debe presentarse antes de las 48 horas en un área de salud o consultorio médico para la detección de síntomas. 

Permanecerá en aislamiento domiciliario hasta recibir el resultado de la segunda muestra de PCR que se le realiza al quinto día del arribo al país en su área de salud. 
En el caso aquellos que permanezcan por un tiempo inferior a cinco días en el país, no se les realizará un nuevo PCR y estos pueden salir de Cuba en ese periodo, a menos que sean positivos al primer examen y deban recibir atención hospitalaria. 

Se establece una relación entre el médico y la enfermera de la familia con los propietarios de las casas de rentas, que facilite un intercambio de información continua acerca del estado de salud de sus huéspedes. 

El doctor Carmelo Trujillo Machado, jefe del Departamento de Control Sanitario Internacional del Ministerio de Salud Pública, comunicó a la prensa que:

“Durante el período de 10 días de aislamiento en el hogar gana suma importancia que el viajero ponga en práctica el uso adecuado del nasobuco, la aplicación de sustancias desinfectantes para las manos y superficies de contacto, así como el uso de estos por parte de sus familiares y respetar el distanciamiento social en todas sus expresiones”.

Los viajeros no deben salir de las viviendas hasta tener el resultado del segundo PCR que se realiza al quinto día.

Con respecto a los propietarios de las casas de renta el funcionario estatal dijo que “Deben mantener un intercambio oportuno y directo con el consultorio médico o el área de salud donde se encuentre enclavada, informando oportunamente cualquier evento de salud que detecte entre sus huéspedes”.

También en las instalaciones turísticas se estableció un protocolo sanitario internacional para contener la propagación del virus, sin embargo los contagios recientes de turistas rusos desmienten al régimen y su campaña de que la Isla es un destino seguro. 

Al cierre de ayer 22 de noviembre el país reportó unos 33 casos positivos, de ellos 12 tienen fuente de infección en el extranjero, aunque las autoridades sanitarias indicaron que todos son cubanos. Sin fuente de infección precisada se ubican 13.

Hasta la fecha Cuba acumula un total de 7 mil 879 muestras positivas desde la llegada de la pandemia a la Isla. Se encuentran ingresados bajo vigilancia clínica epidemiológica unas 3 mil 092 personas y son sospechosos 724.

La provincia más afectada en el conteo de ayer fue Pinar del Río que desde hace semanas presenta una compleja situación sanitaria.