Consulado anuncia vuelo de Perú a La Habana para el 5 de julio
Unos 50 cubanos permanecen atrapados en Perú
Consulado anuncia vuelo de Perú a La Habana para el 5 de julio

El consulado de Cuba en Perú anunció un vuelo chárter Lima-La Habana, de Viva Aerobus y Merely Tours, con salida en la madrugada del domingo 5 de julio, para el retorno de cubanos varados.

Según consta en la página del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) cubano, la documentación del vuelo, con salida prevista a las 03:10, hora local, comenzará a las 00:10, con llegada a La Habana a las 11:55, hora local, del propio día, luego de una escala en Cancún.

Unos 50 cubanos permanecen atrapados en Perú. Según la aerolínea Latam, la única solución era pagar 700 dólares por persona para cambiar la fecha del vuelo o comunicarse con la embajada cubana.

El pasado 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero Cruz, anunció la suspensión total de los vuelos a la Isla, lo que significa que ni los cubanos y extranjeros residentes podrán entrar al país salvo situaciones excepcionales.

 

 

El Ministerio refirió que en los días 3 de abril y 3 de junio también se llevaron a cabo vuelos desde ese país y hacia la isla, que permitieron la evacuación de 131 personas.

Cientos de cubanos permanecen varados fuera de la isla a causa de la pandemia, según indicó el 11 de junio la viceministra de Salud, Regla Angulo, en una reunión del Consejo de Defensa Provincial de La Habana.

De acuerdo con la alta funcionaria, tener presente ese número de personas que regresarán es de vital importancia para contener nuevos brotes de la pandemia.

Al respecto, más de 3,500 cubanos varados en 35 países por la COVID-19 han retornado a Cuba, gracias a gestiones y vuelos humanitarios organizados por el gobierno, como reconoció el canciller Bruno Rodríguez.

A su llegada al país, todos los pasajeros se trasladan a centros de aislamiento, donde permanecerán por 14 días, en cumplimiento de las disposiciones establecidas por el Ministerio de Salud Pública para los via­jeros.

La mayoría de estos cubanos estaban de viaje con la intención de comprar productos para sus familias y el mercado negro cuando los sorprendió las medidas de restricciones de vuelo y el cierre de las fronteras cubanas.