Con ayuda de activista, denuncian maltrato a niño de un año en Bauta
La activista Diasniurka Salcedo acompañó a los abuelos del niño maltratado a denunciar el caso, una vez que la Policía le diera largas al proceso investigativo.
Denuncian maltrato a bebé en Bauta
 

Reproduce este artículo

La activista por los Derechos Humanos y madre cubana Diasniurka Salcedo Verdecia acompañó este miércoles a los abuelos del menor Daniel Alejandro Infante Guinarte, de solo un año de edad, para darle curso a la denuncia contra la madre y el padrastro del niño por maltrato infantil.  

Junto a Nelsido Ginarte Gonzáles e Irene Alonso Menéndez, los abuelos del niño, Salcedo hizo una transmisión vía Facebook que conmovió a cubanos en diferentes lugares, debido a que este matrimonio de Jaimanitas, residente en la calle Tercera C, número 23009, entre 230 y 232, denunció desde ayer la terrible situación que padece su nieto Daniel Alejandro.

Nelsido, el abuelo, explicaba ayer que aun cuando denunciaron el caso en la estación de policía de Siboney, allí les dijeron que ese problema pertenecía a la jurisdicción de Bauta, que debían esperar ocho días, el tiempo requerido para ese trámite, porque en aquel momento no contaban con autos patrulleros disponibles para trasladar la denuncia a esa localidad, perteneciente al municipio Artemisa. De modo que la intervención de Diasniurka, residente en Bauta, fue clave para el traslado de la pareja para hacer efectiva la demanda de justicia en este caso.

"Hoy desperté con muchos mensajes por el maltrato de un menor, aquí estoy mis hermanos, gracias al grupo cubano a cubano y mis mambisas, gracias, sus abuelos no tenían dinero para transportarse y hacer la denuncia, ya estamos aquí", expone la activista en su post, que muestra imágenes de ella acompañando a los abuelos del niño.

Estos detallan que el bebé es víctima de maltratos por parte de su madre (hija de los denunciantes) y su padrastro, en un caserío del barrio Cangrejera, municipio Bauta. Revelaron que la madre de Daniel Alejandro, apoyada por el padrastro, acostumbra a encerrar al pequeño debajo de un caldero de cocina. Además, aseguran que mantienen el día entero al niño desnudo, descalzo, sin comer y suelto “como un animal en el campo”.

Según lo que se muestra en un video al que ADN tuvo acceso, el pequeño no para de llorar. Desconsolado se observa desde una ventana que da a un patio de tierra. Mientras, los abuelos han denunciado que la Policía como órgano con la misión de salvaguardar a la ciudadanía, se ha lavado las manos.

Les dicen que su caso lleva un proceso investigativo. Y el tiempo para el menor sigue pasando, segundo a segundo, en peligro. "Cuando investiguen ya está muerto el niño, qué se va a hacer con ese niño... eso es maltrato infantil", dice con la voz entrecortada la abuela Irene.

"Ahora es que tienen que hacerlo... por favor, hagan algo con ese niño", insiste Irene, quien teme por la vida de su nieto.  

Ante la ayuda dada por la activista Diasniurka Salcedo, varios usuarios dejaron sus comentarios de agradecimiento: "Excelente trabajo,no dejes de hacer un archivo bien pormenorizado de todos estos casos". 

Ayer Irene contaba, además, pormenores del abuso: “También lo meten en un tanque de agua y lo tapan, el niño grita aterrorizado, pero al parecer ellos disfrutan con eso”.

Dice que ha querido quitarle al menor para salvaguardarlo bajo su custodia, pero la madre y el padrastro se niegan.

“Creo que lo odian”, son alguna de las duras palabras de esta abuela adolorida. Dice que lo bañan a altas horas de la noche con agua fría y le pegan constantemente, “el niño está totalmente traumatizado”.