Cola kilométrica para comprar productos de primera necesidad en La Lisa, La Habana
La escasez de todo tipo de productos básicos en la isla no tiene para cuándo acabar. La vista de las enormes colas de cubanos es un triste paisaje que se ha “normalizado”, mientras el régimen no muestra capacidad para salir de la crisis
Cola en la Lisa para comprar alimentos
 

Reproduce este artículo

La escasez de todo tipo de productos básicos en la isla no tiene para cuándo acabar. La vista de las enormes colas de cubanos es un triste paisaje que se ha “normalizado”.

La mayoría de los ciudadanos no puede acceder a las tiendas que venden en Moneda Libremente Convertible (MLC), más abastecidas, y se ven obligados a “cazar” dónde y cuándo sacaran suministros en monedas “más accesibles” que no sean los dólares estadounidenses que tanto gustan al régimen.  

Videos enviados a nuestra redacción, muestran que una muchedumbre amaneció este lunes frente a la tienda ubicada en la esquina de las calles 23 y 198 de El Pedregal, en el municipio La Lisa, La Habana.

Una fuente de ADN Cuba en el lugar, informó que la enorme cola, que se extiende por varias cuadras, es para comprar en peso cubano convertible (CUC) aceite, picadillo, pollo, papel sanitario y mantequilla.

“Esto no es fácil. Los precios son abusivos. La tanqueta de aceite a 9.20, la mantequilla 2.40, el tubito de picadillo 1.80, el papel sanitario 2.60…”, lamenta una ama de casa que contactó con este medio y envió videos que dan fe de lo que dice.

En los breves archivos audiovisuales, se ve a más de un centenar de personas que están crispadas y a gritos intentan que no se les adelanten en el turno de la cola, porque saben que en cualquier momento, como ha sucedido, pueden terminarse los productos o la administración de la tienda estatal decidir cancelar la venta.


El alimento es tan insuficiente en la isla castrista, que los cubanos a pesar de todo obstáculo, incluso la lluvia, no pueden dejar de hacer las multitudinarias colas en las tiendas estatales. La incertidumbre sobre qué se llevará a la mesa recorre toda la isla, gracias a una crisis general “sazonada” con la hipocresía del régimen y su irrespeto de los trabajadores humildes a quienes no paga en dólares sus ya míseros salarios.

Recientemente en Guantánamo decenas de personas permanecieron en una larga fila, mientas la tormenta tropical Eta atravesaba el país y provocaba aguaceros en esta provincia.  

En el grupo de Facebook  “Cubavisión Noticias de Cuba y el Mundo”, la usuaria Daimaris Domínguez Ricardo, compartió una imagen donde se observan a las personas reunidas, en espera de hallar algo de comida.

“Hoy en la tienda La Asunción desde Baracoa, Guantánamo, personas desde la madrugada para comprar pollo, entre ellos mi familia, debajo de tremendo aguacero y regresaron a las 9:00 p.m. a casa y sin nada en las manos”, refirió Domínguez en la publicación.

“Yo me pregunto: ¿creen que es justo? ¡Alguien me explique qué carajo es esto por Dios! Porque no logro entender”, concluyó.