Inicia cierre de Santiago de Cuba por 15 días ante propagación de la COVID-19

Ante la propagación de la enfermedad pandémica y el repunte de caso, las autoridades del régimen en el territorio decidieron cerrarlo totalmente por 15 días e imponer un toque de queda de 8PM a 5AM
Los casos de coronavirus en la provincia han ido al alza. Foto: Betty Beatón/Sierra Maestra
 

Reproduce este artículo

La oriental provincia de Santiago de Cuba inicia este sábado 26 de junio un cierre de 15 días que, junto a otras medidas restrictivas, se espera contribuya a contener la propagación de la COVID-19 en el territorio.

En comparecencia en la televisión local, la gobernadora provincial, Beatriz Johnson Urrutia, explicó que, ante la permanencia y agudización de la fase epidemiológica de transmisión autóctona limitada, con alta transmisión y dispersión en toda la provincia, se hacen necesarias nuevas medidas más estrictas.

Entre éstas están la prohibición de la movilidad poblacional desde este sábado y hasta el 10 de julio, así como de la circulación en el horario de 8PM a 5AM. El transporte público brindará servicio de 5AM a 8PM, pero sólo para aquellos que deban movilizarse para el aseguramiento de la economía

Las autoridades provinciales fortalecerán durante el referido período de tiempo las acciones de prevención en los puntos de control de frontera de entrada a la provincia desde Holguín, Granma y Guantánamo. La entrada y salida de la provincia estará prohibida durante 15 días, salvo casos especiales como el de viajeros internacionales, fallecimientos o enfermos severos en la familia, que deberán contar con los autorizos debidos.

Asimismo, se cierran todas las oficinas de trámites y los casos excepcionales, de haberlos, se tramitarán directamente en el Gobierno Municipal.

Según explicó Johnson Urrutia, miembro también del Comité Central del Partido Comunista y único de Cuba, y del Consejo de Estado del régimen, los gobiernos municipales tienen la máxima responsabilidad de aplicación y seguimiento de las medidas, y la potestad para tomar otras que consideren pertinentes, atendiendo a las particularidades de su territorio.

En el parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la víspera, Santiago de Cuba reportó 136 nuevos positivos de la enfermedad pandémica, que no cesa en la isla pese a las medidas preventivas o restrictivas, y al avance del estudio de intervención con dos candidatos vacunales cuya eficacia, según estudios reportados oficialmente por el régimen, supera con creces lo normado por la OMS para calificar de vacunas a estas fórmulas.

Los municipios con una situación epidemiológica más complicada en Santiago de Cuba son Palma Soriano, Contramaestre y la cabecera provincial. Este viernes concentraron la gran mayoría de los casos, con 19, 20 y 88 positivos, respectivamente.