Cienfuegos también venderá productos en CUC por la libreta
Ahora la provincia de Cienfuegos también venderá productos en CUC por la libreta, aunque no todos puedan comprarlos
Cienfuegos también venderá productos en CUC por la libreta
 

Reproduce este artículo

La escasez de productos de primera necesidad continúa agravándose. Ahora la provincia de Cienfuegos también venderá productos en CUC por la libreta de racionamiento, como parte de las medidas del régimen para hacer frente a esta situación, según informó este 15 de octubre la emisora estatal Radio Rebelde.

"La venta controlada de tres productos de alta demanda por la población se retomó en la Perla del Sur mediante los núcleos en las bodegas asociadas a puntos de tiendas recaudadoras de divisas".

La emisora estatal alega que esta medida es "una estrategia en medio del bloqueo del gobierno de los Estados Unidos y de la nueva fase de normalización en el enfrentamiento a la COVID-19", pero la realidad es que el régimen no cuenta con los recursos económicos para adquirir estos productos en el mercado internacional, y mucho menos para producirlos.

El texto señala que la nueva modalidad de venta, será "según la entrada de recursos", y que las tiendas mostraran una tabla "con los núcleos y cantidad de personas incluidas en cada uno de ellos, para las adquisiciones normadas".

Los productos que serán vendidos a los núcleos de esta forma son: "Un paquete de pollo, para los núcleos de una a cinco personas; mientras a los de más de seis integrantes tocan dos"; y de igual manera el detergente será tres kilogramos por núcleo familiar y el aceite un pomo por libreta.

Para mantener el orden y el cumplimiento de esta medida, las bodegas tendrán de ahora en adelante a la vista del cliente una pizarra donde se le indicará la fecha de la compra del producto, "por ejemplo, si reciben 200 pomos de aceite, los adquieren los primeros 200 núcleos".

Radio rebelde conversó con una residente local, Bárbara Gómez, quien dijo que "a las personas que trabajan y tienen un horario limitado se les debería dar mejor oportunidad, así como a los viejitos que no hayan cobrado su chequera, porque hay quienes viven del sueldo".

Por su parte Carmen Ramírez cree que como parte de la nueva medida "deben incorporar otros artículos que están ofertando liberados, en aras de evitar colas. Yo tengo 82 años y ahora sé cuándo me toca adquirir dichos productos y vengo a comprarlos, pero por la otra forma nunca podía coger nada".

Si bien es sabido que las opiniones que presenta la prensa estatal son pasadas por un filtro que censura todo lo que no responda a sus intereses, las de estas mujeres señalan hacia donde también debiera ir esta nueva disposición, sin dejar de mencionar a los que no cuentan con una libreta de racionamiento en la provincia, o a los que el salario o la pensión no les alcanza ni para cubrir sus más elementales necesidades.