Casi 600 menores de edad tienen COVID-19 en Cuba

Desde el inicio de la pandemia en la isla, el 11 de marzo de 2020, se han diagnosticado 3 075 casos en edades pediátricas. El 80,6 por ciento se recuperó y 595 están activos, con una evolución favorable
Casi 600 menores de edad tienen COVID-19 en Cuba
 

Reproduce este artículo

De los 5 600 casos activos de COVID-19 en Cuba, cerca de 600 son menores de edad que evolucionan de manera favorable, según informaron las autoridades sanitarias del país el miércoles en una reunión por videoconferencia de las principales autoridades de las provincias y del municipio especial Isla de la Juventud con el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la enfermedad pandémica.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud Pública (Minsap), desde el 11 de marzo de 2020 a la fecha se han diagnosticado 3 075 casos en edades pediátricas. El 80,6 por ciento se recuperó y 595 están hoy activos, pero con evolución favorable, señaló el oficialista Granma, que además precisó, a partir de los datos analizados en el encuentro, que un total de 237 gestantes se han confirmado con la enfermedad.

De éstas últimas, se recuperaron el 85,6 por ciento y se mantienen activas 34, con evolución favorable al igual que los pacientes con edades pediátricas.

Como principal novedad derivada de la reunión, en lo que a enfrentamiento a la COVID-19 se refiere, destacó el hecho de que el régimen alista más camas en hospitales y centros de aislamiento para intentar controlar el actual rebrote de la enfermedad viral.

En La Habana, la provincia que ocupa el segundo lugar en la tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes, se reorganizaron las capacidades en los centros de aislamiento y se ajustaron los protocolos para garantizar una mayor oportunidad de los ingresos “a partir de una evaluación certera y rápida de los casos”.

Así lo expuso Granma, a partir de declaraciones en el encuentro gubernamental del gobernador habanero Reinaldo García Zapata. Según éste, con las capacidades recuperadas en las instalaciones para aislamiento, más las que se preparan en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), las camas para casos sospechosos crecerán en el entorno de mil.

Por su parte, en Guantánamo, el territorio con la mayor tasa de incidencia de la COVID-19 durante los últimos 15 días, “se realiza una revisión minuciosa en los centros de aislamiento y en las instalaciones hospitalarias para incrementar capacidades”. De acuerdo con el gobernador provincial, Emilio Matos Mosqueda, ya suman unas 3 200 las camas para atender a enfermos y sus contactos.

Beatriz Johnson Urrutia, gobernadora de Santiago de Cuba, la otra provincia con mayor incidencia, aseguró que en su territorio se trabaja en la misma dirección.

Este jueves el Minsap informó de la detección de otros 816 casos positivos a la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2, para un acumulado total desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo pasado, de 30 345 casos.

De los nuevos diagnosticados, 385 correspondieron a La Habana, mientras que 170 y 55 fueron detectados en Santiago de Cuba y Guantánamo, respectivamente.