Libra de carne de cerdo puede costar hasta 130 pesos en Holguín

Los altos precios de la carne están generalizados en todo el país, como consecuencia directa de la mala administración del régimen, su persistencia en querer regularlo todo y no facilitar o incentivar el trabajo de los productores
En Holguín la libra de carne de cerdo puede costar hasta 130 pesos
 

Reproduce este artículo

A mediados de enero último, y como parte de la llamada Tarea Ordenamiento, el régimen aprobó en la provincia de Holguín un nuevo listado de precios. Como en el resto del país, define el costo minorista máximo de los productos agropecuarios y alimenticios más requeridos por la población y comercializados por trabajadores por cuenta propia, Mercados de Oferta y Demanda, cooperativas y otras formas de gestión no estatal.

Dicho listado incluye a la carne de cerdo, uno de los productos más demandados por los cubanos, y abarca todas las formas en que esta puede ser comercializada, desde cortes, hasta los diferentes procesos como asados, embutidos o jamones. Por ejemplo, la nueva disposición de precios topados regula la libra de bistec de cerdo a 55 pesos, la de carne asada a 60, Chorizo a 40 y Jamón Viking a 65.

Pero la noticia de este 16 de febrero es que en Holguín la libra de carne de cerdo puede costar hasta 130 pesos, según un reportaje publicado por el periódico oficialista Juventud Rebelde en su versión digital, con el que se trata de ponderar a la Tarea Ordenamiento como algo positivo en la vida de los cubanos.

Luego de un recuento en el que se culpa, como para no perder la costumbre, a acaparadores, coleros y revendedores de que el nuevo salario tampoco haya servido para mejorar al poder adquisitivo del pueblo, el Juventud Rebelde presenta algunos testimonios de cubanos y cubanas afirmando que el problema también está dado por el incremento en los precios de productos y servicios.

Entre las declaraciones está las de Sara Liz Ricardo, quien asegura que "en Holguín la carne de cerdo al corte está desde 70 hasta 90 pesos y la limpia para bistec, a 130 pesos", y añade además que una libra de guayaba está costando 20 pesos, y  una de pimiento 25.

Asimismo dijo que "ayer un carretillero me vendía una pata de cebollas (con no más de 12 unidades medianas) en 300 pesos".

Lo más lamentable de este problema es que está generalizado en todo el país, como consecuencia directa de la mala administración del régimen, la cual incluye su persistencia en querer regularlo todo y no facilitar o incentivar el trabajo de los productores, sobre los cuales recae gran parte de la demanda.