Carlos Lazo arremete contra propuesta de reunificación familiar

El profesor Carlos Lazo, un cubano residente en Estados Unidos que hace lobby a favor de levantar el embargo y del diálogo con el régimen, arremetió contra la propuesta de ley reunificación familiar
Carlos Lazo, defensor del diálogo con el castrismo. Foto: Miguel Fernández Martínez/Sputnik
 

Reproduce este artículo

El profesor Carlos Lazo, un cubano residente en Estados Unidos que hace lobby a favor de levantar el embargo y del diálogo con el régimen, arremetió contra la propuesta de ley reunificación familiar.

Los congresistas Mario Díaz-Balart y María Elvira Salazar presentaron este 19 de abril la iniciativa que busca una solución al programa de reunificación familiar para cubanos, por el que más de 100 000 familias se encuentran a la espera.

Los legisladores cubanoamericanos buscan convertir en ley ese programa surgido en 2007. De lograrlo, sólo el Congreso podría revocarlo, lo que daría a los cubanos una vía para entrar a EE.UU. de manera legal. Luego podrían pedir la residencia tras un año de estancia, gracias a la Ley de Ajuste Cubano.

“Este programa garantizará una forma ordenada y segura para que los cubanos procesen sus solicitudes en la isla”, declaró Díaz-Balart en rueda de prensa este lunes desde el aeropuerto de Miami.

Ante esta propuesta, Lazo respondió tildándolos de “lobos con traje de oveja”. En su página oficial de Facebook, publicó un extenso comentario sobre los congresistas, contra quienes no escatima críticas, acusándolos de “oportunismo político, hipocresía y crueldad”, así como de los mayores exponentes de “la infamia”.

Según Lazo, en realidad buscarían “en su afán por derrocar al gobierno cubano, (…) crear penurias, hambre y desolación entre la población de la Isla. En su afán de dejar tuertos a los gobernantes de Cuba, estos congresistas son capaces de arrancarles los ojos al pueblo cubano”.

Además, ve como “tan hipócrita y tan cruel” la propuesta de ley reunificación familiar lanzada por Díaz-Balart y Salazar. Califica la iniciativa de “peregrina y manipuladora: ¡Habilitar la base naval de Guantánamo para agilizar el proceso migratorio de las familias cubanas que esperan por visas!”

Lazo, quien promueve caravanas pidiendo el diálogo de EE.UU. con el castrismo, asegura que la propuesta de los congresistas es “una cortina de humo y ellos saben bien que no irá a ningún lado”.

Mientras obvia cualquier cuestionamiento a la dictadura, Lazo llega a acusar a Salazar, “Díaz Balard” (sic) y demás políticos cubanoamericanos de ser “los responsables por este sufrimiento infligido sobre nuestra gente”, e incluso los señala en su post como “Congresistas anti familia”.

 

¿Qué proponen los congresistas cubanoamericanos?

El Programa de Reunificación Familiar fue interrumpido en el 2017, luego de la reducción del personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana por los denominados “ataques acústicos”, que afectaron a diplomáticos estadounidenses. Y así permanece hasta hoy.

Los casos serán tramitados en la Base Naval de Guantánamo —un enclave militar de EE.UU. al oriente de la isla—, pero ningún solicitante podrá pedir asilo, porque no se considera un puerto de entrada a la nación norteamericana, precisó Díaz-Balart.

“El Comandante de la Estación Naval puede cancelar los servicios consulares si el funcionamiento y la seguridad se ven afectados por el alto número de ciudadanos cubanos que intentan acceder a los servicios consulares sin una cita”, agregó.

El objetivo de esta designación para hacer los trámites es garantizar un lugar dentro de la isla, pues los cubanos que solicitan visado tenían que hacerlo en terceros países —Guyana, México—, pero los viajes se dificultaban extraordinariamente.

A finales de febrero, cubanos en su mayoría localizados en el sur de la Florida, protestaron para pedir “ayuda con la reapertura de la embajada de los Estados Unidos en Cuba” que les permita la reunificación con sus familias.

“No podemos ser víctimas de diferencias políticas entre gobiernos”, se subraya en la nota. En el documento se precisa, además: “Pedimos a la nueva administración Biden-Harris que escuche esta solicitud de los cubanos”. Y señalan como principales afectados a los “casos de reunificación familiar” y los “ganadores de la lotería de visas”. 

Los cubanos deben viajar para realizar los trámites a México —teniendo visa de este país— o a Guyana —sin necesidad de ella—, hacia donde actualmente la aerolínea Caribbean Airlines suspendió de manera inmediata los vuelos hacia y desde Cuba, siguiendo instrucciones de La Habana.

El régimen cubano indicó, además, reducir a partir del 1° de enero las frecuencias semanales de vuelos provenientes de Estados Unidos, México, Panamá, Haití, República Dominicana y Bahamas.