Díaz-Canel: de presidente marioneta a “cuquita” de revista

Por si no bastara la mediocridad de sus frases, tema de memes, ahora hace de “cuquita” en una revista juvenil
Díaz Canel cuquita
 

Reproduce este artículo

El mandatario designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel ha pasado de “presidente marioneta” a “cuquita” de la revista juvenil “Somos Jóvenes”, en una muestra sugerente de que no hay límites para la mediocridad y mofas en la isla.

La citada publicación, parte del material de propaganda del régimen, intentó “acercar” a Canel a los más jóvenes a través de una infografía, pero terminó dejándolo en ridículo. Al más puro estilo de las “cuquitas”, la revista los colocó en el centro de una hoja de papel y señaló “seis cosas que no sabías”.

“Somos Jóvenes” intentó que el designado de Raúl Castro fuera “cool y sexy” pero el tiro le ha salido por la culata. Lo quisieron pintar como un dirigente normal y corriente, de melena larga y jeans rotos, con chaqueta. Un tipo cualquiera, fan de las nuevas tecnologías (novedosas para Cuba), que canta en la ducha y desafina y que le gusta tocar las tumbadoras.

De inmediato le llovieron a la representación las críticas y las burlas, con comentarios como: “Es serio. Ay coño no puedo parar de reír. Y al que pintó al muñequito ese, estas botao' y no lo sabes por adulón. Y te faltaron los adjetivos puesto a deo', Machi y SI.... GAO”.

“¿Cuándo van a parar con la chealdad? #ChealdadEsContinuidad”, “Sí, sí, súper friki él. Como rinden. A nadie le importa” o “Faltó el dato de que es tremendo sin…gao pero bueno no es necesario, eso todo el mundo lo sabe”, le siguieron comentando al post en Facebook.

Pero el cubano que es tan creativo, fue más allá y se montaron en la infografía para argumentar otras seis cosas según la perspectiva de un usuario. Por ejemplo, le pusieron que había sido “nueve veces participante de Cantándole al Sol” o que era “orquestador de fiestas santeras”.

Desde el inicio de su mandato, por orientación de Castro, Díaz-Canel ha sido carne de memes continuamente. Sus frases han rozado el ridículo y los cubanos no han parado de burlarse de él. Esta vez, desde “Somos Jóvenes”, le dan otro tema humorístico al pueblo.