Campesinos denuncian que sus cosechas se pudren por ineficiencia estatal

Campesinos independientes cubanos denunciaron la pérdida de sus cosechas de ciclo corto, en medio de la pandemia y la escasez de alimentos en el país, debido a la irresponsabilidad de Acopio
Un agricultor ara un campo con bueyes para plantar yuca cerca de las montañas en Viñales, Cuba. (AP Foto/Ramón Espinosa)
 

Reproduce este artículo

Campesinos independientes cubanos denunciaron este miércoles la pérdida de sus cosechas de ciclo corto, en medio de la pandemia y la escasez de alimentos en el país, debido a la irresponsabilidad de Acopio, que no recoge las producciones, pero tampoco permite que los agricultores la transporten y comercialicen por su cuenta.

Los agricultores en Pinar del Río, así como en el resto del país, están en crisis ante esta situación, y sin alternativas, dijo a Radio Televisión Martí el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal.

“Estas personas tienen un grupo de producciones, como tomates, cebollas, col y otras verduras, que prácticamente se están perdiendo en el campo porque no las transporta el Estado. Ante esta situación, uno de los campesinos, en días recientes, salió con un camión de cebollas para intentar comercializarlas, y lo detuvieron en el Punto de Control, a la salida de San Diego de Baños, y el jefe del sector le decomisó todo el camión de cebollas. Cada vez que intentan salir, los interceptan y le quitan la mercancía”, aseguró Ajete Abascal.

Daniel Alfaro es un usufructuario en San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, y señala que allí hay toneladas de tomates que se están pudriendo en los campos por culpa de Acopio, y tampoco permiten que los particulares compren el producto.

“Acopio no tiene combustible para recogerle a los campesinos las producciones que contrataron, y los carretilleros que se acercan al campo para comprar algunas de las producciones a los guajiros, para llevarlas al pueblo, están siendo multados hasta con 5,000 pesos en este momento, que es cuando más problemas tenemos con la alimentación”, apuntó Alfaro.

Desde Bayamo, Granma, el agricultor Emiliano González coincide en que el gobierno es el principal responsable de esta situación.

“Que esas cosechas se echen a perder en el campo es completamente contraproducente en el contexto actual, con la falta de alimentos que sufre el pueblo cubano”, señaló.

El tabacalero Osmany Poveda Hernández, en San Juan y Martínez, en el occidente de la isla, dijo que los productores pierden dinero con las demoras de Acopio para recoger el tabaco.

“Aquí los campesinos tienen problemas con Acopio, se demoran en colectar el tabaco, porque un tractor y un camión solamente tiene la cooperativa, y son muchos agricultores. Además, tienen dificultades con el petróleo”, subrayó.

Y desde Mayarí, en Holguín, el experto agrícola Osmel Ramírez Álvarez concluye que la ineficiencia de Acopio ha provocado que, en muchas ocasiones, alimentos como el maíz y el frijol se echen a perder en los campos y pierdan parte de su valor, lo que perjudica directamente a los productores.

“Acopio también tiene el problema de que, teniendo el monopolio de comercializar, no tiene la capacidad para acopiar los productos. Hay campesinos que han tenido las cosechas en el campo echadas a perder en espera de camiones que nunca llegaron. Realmente el pueblo sabe algo: son los particulares los que les llevan el alimento allí, en el barrio, cerca de la cuadra, y aunque sea un precio alto, está disponible”, enfatizó.