Declaración de LASA falta respeto a víctimas de violencia política en Cuba, asegura Baró

La periodista cubana Mónica Baró critica fuertemente una declaración de LASA condenando el embargo, y no las violaciones de derechos humanos que se cometen en la Isla
La periodista cubana Mónica Baró critica fuertemente una declaración de LASA condenando el embargo, y no las violaciones de derechos humanos que se cometen en la Isla
 

Reproduce este artículo

La periodista cubana Mónica Baró criticó este lunes la última declaración de la  Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) condenando el embargo, y no las violaciones de derechos humanos que se cometen en la Isla.

Este 29 de mayo, LASA publicó un comunicado donde se limita a mencionar su 'preocupación' -sin esclarecer detalles- por el trato que reciben en Cuba 'académicos y académicas, intelectuales y artistas'.

De acuerdo con Baró, dicho pronunciamiento es una falta de respeto. 

"Parece escrita en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Incurre en el mismo mal del centrismo del que habla el texto de The Guardian que recién compartiera, que se resumen en la siguiente oración: “The notion of a neutral and moderate middle is a prejudice of people for whom the system is working, against those for whom it’s not” Así de simple", agregó en su Facebook.

Para el Premio 'Gabriel García Márquez de Periodismo', quienes redactaron y aprobaron esta declaración son los mismos blancos moderados que señaló el activista Martin Luther King.

"No sé, ni me importa, si han sido alguna vez censurados o reprimidos, porque no hablan desde el lugar de enunciación de una víctima del poder político. El lugar de enunciación de esta nota son los privilegios. La mención del bloqueo y de las sanciones del gobierno estadounidense a Cuba solo sirve, en este contexto, para justificar de manera muy sutil la violencia. Si LASA quería condenar el bloqueo, lo podía haber hecho en otra declaración", explicó.

Por último, la reportera dijo que "relacionar la violación de derechos humanos en Cuba con el bloqueo estadounidense es continuar reproduciendo la lógica retorcida de que el bloqueo estadounidense es la causa de la violación de derechos humanos en Cuba. Es quitar la responsabilidad al gobierno cubano. Es faltarle el respeto a todas las víctimas de la violencia política en Cuba".

Como consecuencia de este pronunciamiento, decenas de académicos han renunciado a la membresía en LASA.

Entre ellos destacan Mabel Cuesta, Guillermina de Ferrari, José Raúl Gallego, Walfrido Dorta, Janet Batet, y otros.