Autoridades en Cuba buscan rescatar los organopónicos ante la crisis alimentaria
Ante la crisis alimentaria a la que se suma la crisis por el coronavirus el régimen apuesta por recuperar prácticas como los organopónicos
Organopónicos en Cuba
 

Reproduce este artículo

Antes de la llegada a Cuba del COVID-19, ya la isla atravesaba desde hacía unos cuantos meses por una crisis económica que repercute directamente en la distribución y el surtido de alimentos en tiendas y establecimientos comerciales. Cuando no faltaba el arroz era el pollo, y si no, escaseaba el aceite o los embutidos.

Ahora, con la crisis generada por el nuevo coronavirus, la situación alimentaria se ha visto agravada, de ahí que las autoridades del régimen busquen alternativas que les permitan poner en la mesa del cubano algo para llevarse a la boca.

Este 16 de abril el diario estatal Vanguardia, perteneciente a la provincia de Villa Clara, publicó un artículo donde se hace eco del llamado que el día de ayer miércoles 15, hizo el Consejo de Defensa Provincial de ese territorio, a reactivar la agricultura urbana y suburbana, como parte de las medidas para hacer frente a la COVID-19.

"A intensificar la agricultura urbana y suburbana, y fomentar los patios y parcelas en los hogares y centros de trabajo en todos los municipios, llamó Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del Consejo de Defensa Provincial (CDP), en la reunión de coordinación efectuada este miércoles para supervisar el quehacer del territorio en el enfrentamiento a la COVID-19", precisó el diario estatal Vanguardia.

En la reunión del Consejo de Defensa Provincial la máxima autoridad en el territorio instó a la recuperación de todos los organopónicos de la provincia y huertos intensivos, lo cual según ella, dará un gran impulso al plan de producción de alimentos. De igual manera "convocó a incrementar las áreas de cultivo y aprovechar óptimamente la tierra para lograr mayor rendimiento" destaca en su nota el diario del régimen.

Por otro lado, Rodríguez Hernández orientó la activación de los consejos de defensa para enfrentar la etapa de mayor peligro de la pandemia, y señaló que en cada uno se ordenará las estructuras para el fomento de la agricultura urbana y la creación de un movimiento productivo, partiendo de las potencialidades de los hogares y de las producciones a nivel de consejos populares.

"Los centros laborales deben incorporarse a esta tarea con la activación de sus patios y huertos. No es una medida para hacer historias de ella, sino realidades de todo lo que se pueda concretar", manifestó.

Asimismo orientó ordenar de manera más detallada el proceso de acopio, pues "no se puede quedar comida en los campos", así como organizar un sistema de comercialización teniendo en cuenta la situación higiénico-sanitaria.

"No debe venderse más directo de un camión o carreta en lugares públicos, sino organizar la actividad a partir de la red de acopio de la provincia. Hay espacios donde aún hay que ordenar el proceso de comercialización", explicó.

La también miembro del Comité Central planteó que en los lugares distantes carentes de centros gastronómicos, deben utilizarse algunas de sus instituciones, ya sea una escuela o centro de prestación de servicios cerrado por las actuales circunstancias, para convertirlos en puntos de venta de alimentos y productos agropecuarios.

"La idea es llevar los productos lo más cercano posible a las circunscripciones y a los CDR, para que las personas no tengan que caminar largas distancias", dijo.

Montándose en el discurso de las máximas autoridades del régimen, Rodríguez Hernández rechazó las actitudes irresponsables e indisciplinas de algunas personas que no tienen percepción de riesgo. Al respecto puso el ejemplo de dos adolescentes que caminaban por la calle sin nasobucos, y de personas sentadas en las aceras o asomadas a las puertas de las viviendas sin protección, y todo esto lo dijo obviando que la actual situación epidemiológica por la que atraviesa el país es consecuencia directa de las malas decisiones tomadas por la administración de Diaz-Canel, las cuales incluyen la negativa a cerrar la frontera a tiempo.