Aumentan incendios por explosión de motos eléctricas en Cuba, advierte Cuerpo de Bomberos
El Cuerpo de Bomberos de Cuba alerta sobre el incremento de los incendios en motos eléctricas. En el primer trimestre del año “ocurrieron 1,5 diarios y 43,8 mensuales como promedio”
 Aumentan incendios por explosión de motos eléctricas en Cuba, advierte Cuerpo de Bomberos
 

Durante los primeros seis meses del año se registraron en Cuba 263 incendios en motos eléctricas, sobrepasando en 42 la cifra de similar período de 2019, advierte Jercy González Longo, Especialista del Departamento Nacional de Extinción, del Cuerpo de Bomberos de Cuba (CBC).

Según un reporte emitido por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN), “en el primer trimestre del año ocurrieron 1,5 incendios de este tipo, diarios y 43,8 mensuales como promedio”.

De acuerdo a la alerta del CBC “si se mantiene este comportamiento al cierre de 2020 la cantidad puede rebasar los 500 y las consecuencias también tienden a empeorarse por la existencia de 1 fallecido y otras 8 víctimas”.

La Habana acumula “el 47.2 % del total, seguida por Artemisa, 10,2%; Matanzas, 9,5%; y Villa Clara, 7,6%, de acuerdo con sus estadísticas”, publicó el diario oficialista Victoria.

Funcionarios del Cuerpo de Bomberos y del Departamento de Averías Explosiones e Incendios (AVEXI), del Ministerio del Interior, acotan que las causas de los incendios “obedecen al fenómeno llamado Embalamiento Térmico, que se produce por exceso de presiones acumuladas en el interior de la batería, debido a la reacción química que libera calor y al mismo tiempo se retroalimenta de él, cuando se fractura su envoltorio y expande a gran velocidad una nube de vapores inflamables a elevadas temperatura que, al contacto con el oxígeno del aire, puede causar una explosión acompañada de llamas”.

“La gran cantidad de calor suelta en la zona de reacción puede sobrepasar los 700°C y desatar un grupo de explosiones en cadena al afectarse el resto de las celdas de baterías”, indicaron.

Como están equipadas las motos eléctricas, constituidas por sustancias combustibles y accesorios en su mayoría plásticos, provocan que al combustionar dispersen sustancias tóxicas junto con neumáticos. Esto genera que de incendiarse al interior de una vivienda o un local, donde se encuentren además tela, papel, cartón u otros con una alta carga de materiales combustibles, ocurra un accidente de gran escala.

“Todos estos materiales en combustión, además del calor irradiado, de gran cantidad de humo negro y tóxico, son muy peligrosos para la vida si es inhalado y conducido hacia los pulmones”, continuó el especialista del CBC y se preguntó: “¿Entonces, se imagina usted que esto ocurra en la sala de su casa?”

Según el reporte de los medios oficialistas “la gran mayoría de estos hechos se originan en el interior de garajes y edificios residenciales, y que 119 de ellos, el 45% se han originado entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana”.

De este total, “45, con el cargador de la batería conectada a la corriente eléctrica sin control e incluso la causa fundamental es la avería de esta última, de acuerdo con los peritos de AVEXI, lo cual está dado generalmente por el empleo de cargadores no idóneos que contienen Litio”.

Otros de los aspectos que inciden en el origen de los incendios están relacionados con “hacer las cargas en ambiente de humedad excesiva, no dejar enfriarla antes de comenzarlas y su uso extremo, la eliminación de los dispositivos de seguridad eléctricas, adaptaciones eléctricas impropias, empleo de baterías de litio fabricadas por personas no certificadas o autorizadas e insuficientes conocimientos técnicos de los motoristas con su empleo y manipulación”, puntualizan los reportes del Cuerpo de Bomberos.