Aumentan a 30 los nuevos casos de COVID-19 en Cuba

Las autoridades sanitarias reportaron 30 nuevos casos de coronavirus, una cifra más coherente con las que se venían registrando antes de las medidas de reapertura
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este domingo 11 de octubre 30 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el total acumulado desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo pasado, a 5978 y es más coherente con las cifras que se venían registrando antes de las medidas de reapertura que los sólo cinco positivos de la víspera.

De acuerdo con el parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap) correspondiente a la jornada, con cierre el sábado, se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 3 981 pacientes, de los cuales 774 son sospechosos de un eventual contagio y 313 son casos confirmados activos.

Los datos se desprenden del estudio de 6 725 muestras. Las 30 positivas corresponden a cubanos, 19 de ellos contactos de casos confirmados con anterioridad, ocho con fuente de infección en el extranjero y tres sin fuente de infección precisada. Asimismo, 19 de los casos detectados fueron asintomáticos.

Dando por válidas las cifras oficiales de un régimen tradicionalmente poco transparente con la información pública, el control del número de nuevos casos resulta alentador a nivel nacional. De los 30 casos, nueve fueron de La Habana y 14 de Sancti Spíritus, dos de las provincias más comprometidas por su situación epidemiológica durante las últimas semanas junto a Ciego de Ávila, que hoy no reportó positivos adicionales.

Los sólo cinco casos reportados el sábado, junto a las cifras bajas de jornadas anteriores, han desatado las suspicacias de muchos por tratarse de una disminución abrupta, coincidente con la reciente relajación de las medidas restrictivas decretada por el régimen.

En estos primeros días de octubre las autoridades decidieron relajar paulatinamente el toque de queda impuesto en La Habana desde inicios de septiembre para contener un peligroso rebrote. Asimismo, ya funciona el transporte público y el sábado reabrieron los cines.

Sancti Spíritus ha sido también uno de los territorios con mayor tasa de infección en la isla durante las últimas semanas, lo que conllevó a que el 4 de octubre se impusieran medidas restrictivas en cuanto a movilidad de las personas, la transportación y los servicios, en el municipio cabecera, Trinidad, Taguasco y Cabaiguán.

Las buenas señales en cuanto a disminución de casos se extendien a Ciego de Ávila, la provincia con la mayor tasa de infección del país. Junto a las dos anteriores, estará entre los únicos territorios del país que no abrirán sus fronteras a vuelos internacionales ni relajarán más las medidas de distanciamiento este lunes 12 de octubre, día en que comenzará una etapa denominada por el régimen como "nueva normalidad", tal y como se maneja a nivel internacional.

El anuncio de la nueva etapa se produjo el jueves, en una intervención pública del presidente Miguel Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero. A diferencia de las tres provincias referidas, el resto de la isla tiene la autorización para pasar a esta próxima etapa, en la que las obligaciones sanitarias serán más relajadas.

En redes sociales, varios usuarios han criticado las medidas de reapertura y mostrado su desconfianza con la rápida disminución de cosas, la cual obedece, en opinión de varios, a una decisión política del régimen y no a una realidad epidemiológica.