Artistas cubanos sufren cárcel y prisión domiciliaria

Varios artistas cubanos permanecen en prisión domiciliaria o en cárceles cubanas debido a su activismo contra el régimen de la isla.
Artistas-Cuba-represion.jpg
 

Reproduce este artículo

Varios artistas cubanos permanecen en prisión domiciliaria o en cárceles cubanas debido a su activismo contra el régimen de la isla.

Entre los más conocidos figuran el artivista Luis Manuel Otero y el músico contestatario Maykel Castillo, El Osorbo, acusados de “atentado”, “resistencia” y “desacato”. Otero se encuentra prisionero en la cárcel de máxima seguridad de Guanajay, La Habana, y Osorbo, en la conocida como 5 y Medio, en Pinar del Río.  

El rapero Eliécer Márquez, cuyo nombre artístico es El Funky, fue arrestado en mayo, pero liberado poco después. Desde entonces cumple una sanción de prisión domiciliaria.

Márquez fue detenido junto a Osorbo. Ambos aparecen en el videoclip del tema musical Patria y Vida, nominado a los premios Grammy Latinos y que ya cuenta con 8 millones de vistas en YouTube.

Anyelo Troya, productor y fotógrafo de Patria y Vida, fue arrestado el 11 de julio mientras capturaba imágenes de las manifestaciones pacíficas en La Habana y condenado a un año de cárcel por el delito de “desorden público”. Un tribunal conmutó la pena por la de prisión domiciliaria días después.

La curadora de arte Carolina Barrero, del Instituto Internacional de Artivismo “Hannah Arendt” lleva 170 días de encierro en su propia casa por “criticar al régimen cubano”, denunció este miércoles el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

El rapero cubano Ramón López Díaz, conocido como "El Invasor" fue detenido por la policía política el 12 de julio en Las Tunas tras unirse a las protestas de esa jornada allí y liberado en agosto con la misma sanción de los otros artistas.

Su colega, Didier Almagro Toledo, de 23 años, fue violentamente arrestado en agosto del 2020 mientras participaba en un cacerolazo en Villa Clara. Fue condenado a tres años por un supuesto delito de “desorden público”.

Randy Arteaga Rivera, también de Villa Clara, cayó en prisión el 11 de julio tras las protestas. Según confirmó la activista, Leidy Laura Hernández, de esa provincia, al rapero lo están procesando por supuesto 'desorden público', un delito común que el gobierno cubano utiliza contra opositores.

La ilustradora y caricaturista de medios independientes Mary Esther Lemus Cordero, denunció en sus redes sociales que "hoy día de la Cultura Nacional me llega esta citación para una entrevista mañana en una estación de policía. Al parecer es un mensaje de los que están poniéndole corazón a Cuba", dijo refiriéndose a uno de los últimos eslóganes oficialistas.