Arbovirosis amenazan a los santiagueros ante proliferación de focos de Aedes aegypti

En Santiago de Cuba se ha registrado un aumento de los focos de Aedes aegypti, lo que complica la situación epidemiológica del territorio frente a a enfermedades como el dengue, zika y chikungunya
El número de focos de mosquitos detectados en la provincia aumentó en septiembre
 

Reproduce este artículo

Como si no bastara con la amenaza permanente de la COVID-19, que no desaparecerá del todo hasta tanto no hay una vacuna efectiva, en Santiago de Cuba las autoridades sanitarias y la población deben preocuparse también por arbovirosis como el dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla, transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Las amenazas de éstas siempre están latentes en un país de clima tropical, máxime si no se dispone a plenitud, como en Cuba, de condiciones higiénicas que impidan la proliferación del agente transmisor.

Actualmente, en la referida provincia oriental se ha registrado un aumento de los focos de Aedes aegypti, lo que complica la situación epidemiológica del territorio frente a las arbovirosis. De acuerdo con Alfredo Cintra Guerra, director provincial de Lucha y vigilancia antivectorial, áreas de Salud de diferentes municipios presentan índices de infestación elevados.

Citado por el medio local Sierra Maestra, el funcionario detalló que “al cierre de septiembre se registró un incremento de focos con 360 más que en agosto”. 

“Por eso exhortamos a la población a aumentar los cuidados para evitar la existencia de criaderos del vector dentro de las viviendas o en los alrededores. Nuestro propósito es poder cerrar el año sin transmisión de dengue, pero eso requiere de la responsabilidad de todos porque estamos en una situación de muy alto riesgo”, explicó.

Según Cintra, la baja percepción del riesgo sigue siendo un problema para la población santiaguera, por lo que reiteró ante el medio oficialista la importancia de medidas preventivas como la realización del autofocal en casa, en la escuela y en el centro de trabajo para evitar o erradicar focos; permitir la fumigación y mantener los locales cerrados durante 45 minutos para que ésta sea efectiva.

El funcionario remarcó que enfermedades como el dengue requieren hospitalización para evitar complicaciones y su propagación, por lo que ante síntomas como fiebre, cefalea, dolores musculares, articulares o retroculares y rash cutáneo, las personas deben acudir de inmediato a un centro de salud.

Victoria de Girón, en Palma Soriano, es una de las áreas de salud con más infestación en la provincia. Para Cintra, esto se debe a la situación ambiental, caracterizada por muchos vertederos y salideros en calles de comunidades como 8 de Marzo y 27 de Diciembre, muy afectadas por las arbovirosis, sobre todo dengue.