Otorgan licencia extrapenal a exasesor de Ricardo Alarcón acusado de espionaje

El régimen cubano otorgó la licencia extrapenal a Miguel Álvarez, exasesor de Ricardo Alarcón que fuera detenido por presunto “espionaje” en 2012 y condenado a 30 años de privación de libertad
Manuel Álvarez y Ricardo Alarcón
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano otorgó la licencia extrapenal a Miguel Álvarez, exasesor del otrora alto funcionario de su nomenclatura Ricardo Alarcón y quien fuera detenido por presunto “espionaje” en 2012 y condenado junto a su esposa Mercedes Arce a 30 y 15 años de privación de libertad, respectivamente. 

Del otorgamiento de la licencia informó vía Facebook Noel Álvarez, uno de los hijos de Miguel. “Estimados amigos, queremos compartir con ustedes esta alegría. Anoche, recibimos la agradable noticia de que a mi padre se le otorgó la licencia extrapenal. Ya está en casa acompañado de nuestra familia. Hemos podido hablar con él y vernos por videollamada. ¡Estamos muy contentos!”, escribió en un post este sábado.

“Queremos agradecer de todo corazón a los amigos que a lo largo de estos años se han mantenido cercanos y solidarios con nosotros. Gracias a ustedes, amigos por el apoyo!!!! Gracias también a las autoridades cubanas por escuchar nuestro reclamo”, agregó Noel.

El pasado 30 de septiembre, Noel, también vía redes sociales, denunció que su padre y la esposa de éste fueron víctimas de “un oscuro proceso legal”, en un caso silenciado por la prensa oficialista del régimen, que además mantenía incomunicados a los convictos. Ello, pese a que Miguel Álvarez “está muriendo”, como consecuencia de un cáncer que ha hecho metástasis.

“Mi padre está muriendo en Cuba en este momento. Hace ocho años lo detuvieron y lo acusaron de espionaje en un oscuro proceso, después de 19 meses detenidos y bajo investigación, fue condenado.

“El juicio militar fue secreto para que nadie pudiera cuestionar el proceso donde no se presentó prueba alguna sobre la culpabilidad de los acusados. La sentencia fue de 30 años para mi padre y 15 años para su esposa, madre de mis hermanos y una madre también para mí. Ellos nunca han reconocido ni aceptado ninguna de las acusaciones que les hicieron y todo el tiempo hemos estado apelando según lo permite la ley cubana”, comentó Noel Álvarez en ese entonces, antes de la grata noticia que hoy alegra a su familia.

En 2013 Ricardo Alarcón fue reemplazado de su cargo de presidente de la Asamblea Nacional de Cuba. Las especulaciones sobre su salida estuvieron relacionadas con la detención por parte de la Seguridad del Estado de su principal asesor, Miguel Álvarez, y la esposa de éste, Mercedes Arce, ambos exanalistas y agentes de la inteligencia cubana.

Los primeros reportes del caso indicaban investigaciones por corrupción, pero luego se mencionaron presuntos cargos por espionaje.

Noel Álvarez precisó en sus anteriores declaraciones que se trataba de “una muy oscura página en la historia de los procesos jurídicos dentro de la revolución, pero como dice el refrán, la mentira puede recorrer mil años, la verdad la alcanza en un día”.

Miguel Álvarez asesoró durante años a Ricardo Alarcón, quien antes de presidir la Asamblea General se desempeñó durante casi una década como embajador en Naciones Unidas y fue uno de los principales “negociadores” cubanos con los Estados Unidos. Al ser reemplazado de su cargo, se dedicó la campaña por la libertad de los cinco espías convictos en los Estados Unidos.