Anciana se expone al coronavirus en una cola de tres horas en Cuba

Los ancianos son un grupo vulnerable ante la pandemia del coronavirus, en Cuba aún no se toman todas las precauciones para protegerlos
Anciannos en Cuba
 

Reproduce este artículo

El diario estatal Juventud Rebelde expuso este 9 de abril una queja presentada por Ariel Mesa Rodríguez quien es vecino del edificio D 47, apto. 24, en la zona 8 de Alamar, en La Habana.

En su carta dirigida al diario del régimen, Ariel relata que su tía, residente en el exterior le envió una remesa a su mamá, la cual tiene 74 años, es hipertensa y padece artritis reumatoidea degenerativa, y que debido a todo esto, y más a la presencia en el país del COVID-19, decidió ser él el que fuera a cobrar la remesa, algo que ya ha hecho en muchas otras ocasione.

El problema surge cuando trata de cobrar el dinero. Los adultos mayores forman parte del grupo de riesgo ante el COVID-19 y la madre de Ariel tiene 74 años, por lo que es entendible que él, preocupado por la salud de su madre y tratando de evitar se contagien con el nuevo coronavirus, sea el que se haya dirigido a la CADECA de la zona 1 de Alamar para realizar el cobro de la remesa.

Rodríguez cuenta que se presentó en el lugar con los carnés de identidad suyo y de su madre, y una carta firmada por ella autorizándolo a cobrar el envío, algo que ya ha hecho otras veces, y para lo que no ha existido ningún inconveniente, pero, luego de tres horas de cola al sol, cuando le tocó su turno en la CADECA, la cajera se negó a realizar la transacción.

Relata Ariel que intentó explicarle la situación a la mujer, quien sin siquiera leer el autorizo de la anciana, no le permitió cobrar por el simple argumento de que "esa orientación no nos ha bajado", situación que trajo como resultado, que al día siguiente, la señora de 74 año tuvo que ir, a pasar otras tres horas de cola expuesta a todo tipo de riesgos, para cobrar su dinero.

Y Ariel se pregunta: "¿Acaso no es suficiente la orientación que todos los días dan el Presidente, el Primer Ministro y el Ministro de Salud Pública sobre la necesidad de que los adultos mayores no salgan de casa?", y agrega que "en estos tiempos de la COVID-19, tenemos que crear el antídoto para ciertos virus mentales que nos complican aún más la vida".