Secretario general de OEA exige liberación de menores de edad presos en Cuba

Un comunicado de la OEA asegura que algunos menores de edad han contraído enfermedades como sarna, dengue, hepatitis y Covid-19.
Luis-Almagro
 

Reproduce este artículo

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó este 4 de mayo su preocupación por la condición de los presos políticos menores de edad en cárceles cubanas, advierte un extenso comunicado de la entidad.

La organización subrayó que la situación de los presos político es precaria, ya que no han podido acceder a medicamentos cruciales y asistencia especializada. Según el comunicado, algunos han contraído enfermedades como sarna, dengue, hepatitis y Covid-19.

La OEA condenó la persecución de la cual son víctimas ya que, hasta el momento, se han realizado al menos 56 arrestos a menores de edad por haber participado en las manifestaciones del 11 de julio de 2021, según los documentos de las organizaciones Justicia 11J y Cubalex.

Estas razones dan motivo para que la OEA exija la liberación de los presos que fueron encarcelados de manera arbitraria y seguir evaluando las condiciones de salud de los reclusos y su integridad física.

La víspera, un grupo de activistas cubanos se reunió con el secretario general de la entidad, Luis Almagro, y expuso la situación en la que se encuentran los menores de edad.

Al respecto, la abogada Laritza Diversent, directora del centro de asesoramiento legal Cubalex, declaró a ADN Cuba que el enjuiciamiento de decenas de jóvenes entre 16 y 18 años viola varios convenios de la ONU de los que Cuba es signataria.

“En Cuba, a partir de los 16 años se adquieren responsabilidades penales mínimas, pero una persona sigue siendo menor de edad hasta los 18 años en virtud de la Convención de los Derechos del Niño, un documento que Cuba firmó en 1990 y entró en vigor para la isla en agosto de 1991”, precisó la especialista.

Por tanto, entre los 16 y 18 años un menor de edad puede ser llevado a tribunales y sometido a juicio, pero el proceso judicial que se le aplique exige garantías especiales, y debería ocurrir de acuerdo con las recomendaciones de la ONU, algunas de las cuales el régimen no ha tomado en cuenta.

La ONG Prisoners Defenders, por su parte, aseguró en su último recuento que a finales de marzo había en las cárceles cubanas 891 personas por las protestas del 11 de julio y que ha registrado medidas contra al menos 26 adolescentes de entre 14 y 17 años.

El pasado 11 de julio se produjeron en Cuba las mayores protestas antigubernamentales en décadas, unas manifestaciones que tuvieron como principal causa la grave crisis económica que atraviesa el país.