Alexis Valdés: “Horrible que se persiga y satanice a los que promueven un cambio”

“(…) como cubano me avergüenza y ofende profundamente toda esa campaña difamatoria y la persecución contra ellos. Y creo que debería ofender a todos los cubanos decentes que quieren lo mejor para nuestro país”, expresó Valdés sobre el acoso en contra de activistas
Alexis Valdés: “Qué horrible que se persiga y satanice a los que promueven un cambio”
 

Reproduce este artículo

El reconocido actor, humorista y presentador cubano Alexis Valdés, radicado en los Estados Unidos, se pronunció este lunes (28 de diciembre) a través de sus redes sociales en contra del abuso y la persecución de la policía política del régimen castrista con activistas, artistas y periodistas independientes a favor de la democracia en la isla.

Valdés, quien se ha convertido en una de las voces más frontales contra las arbitrariedades del (des) gobierno de La Habana, anteriormente había expresado su apoyo a los huelguistas del Movimiento San Isidro, que exigían la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, condenado por “desacato” en un juicio sumario sin garantías legales.

El popular humorista en su publicación, también condenó el silencio cómplice de los cubanos que ignoran los atropellos en contra de quienes piden un cambio en la isla y condenan las violaciones de derechos humanos.

Ante los recientes mítines de odio orquestados por la Seguridad del Estado cubano contra los activistas, Valdés advirtió: “paren de una vez esos vergonzosos actos de repudio. Basta. Es de lo peor de nuestra historia”.

A continuación compartimos íntegramente las palabras del artista:

Qué pena lo que pasa en Cuba. Qué horrible que se persiga y satanice a los que promueven un cambio. Un cambio que el mismo gobierno sabe que es necesario e inevitable.

En lugar de invertir tanto tiempo dinero y trabajo humano en hacerles la vida imposible a esas personas, úsenlo en mejorar el país. En mejorar la vida de los cubanos. En mejorar las infraestructuras. En mejorar una sociedad que todos sabemos que está en un profunda crisis y que no puede seguir así.

Esas personas, como ellos mismos dicen, no son enemigos de Cuba.

Para mí son de lo mejor de Cuba. Porque tienen la capacidad y la valentía para demandar los cambios necesarios y urgentes.

Sería más cómodo para ellos callar. Tendrían una vida más fácil. Pero han elegido el camino de la verdad que siempre es más difícil. Y además, lo hacen pacífica y amorosamente.

¿Por qué les ponen policías en la puerta? ¿Qué creen? ¿Que la policía les puede encarcelar el cerebro? Eso es imposible. Esas personas hace rato están volando. Porque tienen ideas con alas.

A mí como cubano me avergüenza y ofende profundamente toda esa campaña difamatoria y la persecución contra ellos. Y creo que debería ofender a todos los cubanos decentes que quieren lo mejor para nuestro país.

¿O nos vamos a quedar como me dijo hace poco un artista “observando lo que pasa”?. ¿Observando?

¿Observando cómo se destruye la Esperanza en un país mejor para ti y tus hijos y nietos? ¿Observando cómo la mentira y la doble moral son premiadas mientras los honestos son fustigados? ¿De verdad se puede llegar a tanta resignación? ¿A tanto acomodamiento? ¿A tanta connivencia con la falsedad?

¿Y el día que haya un cambio, qué? ¡Te sumarás cínicamente al carro de los valientes? ¿Te avergonzarás de no haber sido justo y honesto? ¿O contarás que “observabas” la belleza del momento?

Yo no observo. Yo estoy con ellos. Con los buenos cubanos que se la juegan por el país que la mayoría soñamos.

A todos esos cubanos valientes y luminosos, que sepan que en mi tienen un admirador. Y que no me voy a callar porque es lo mínimo que puedo hacer por ellos. Por ellos que se lo juegan todo.

Mi abrazo.

PD: Y paren de una vez esos vergonzosos actos de repudio. Basta. Es de lo peor de nuestra historia.