Alertan sobre estado de salud de 10 presos políticos en Cuba

Las cárceles cubanas son criticadas por opositores y activistas como espacios insalubres, donde se alimenta mal a los reclusos y se los trata como parias.
Fotografía de una cárcel cubana
 

Reproduce este artículo

El grupo de trabajo Justicia 11J alertó este 9 de junio sobre el estado de salud de diez presos políticos cubanos, en su mayoría manifestantes del 11 de julio, quienes han sido reportados como enfermos.

Juan Carlos Izquierdo, de 66 años, quien fue trasladado el 26 de mayo desde la prisión de Quivicán (Mayabeque), al Combinado del Este (La Habana), donde se encuentra recluido actualmente. Izquierdo ha perdido peso producto de su encarcelamiento tras dos intervenciones quirúrgicas mal atendidas.

Asimismo, la organización mencionó el caso de Jorge Bello Domínguez, quien debido a la diabetes presenta pérdida de visión, dolores de cabeza y dificultad para leer.

Justicia 11J incluyó en su lista de alerta al preso político Carlos Ernesto González, conocido como “Ktivo Disidente”, quien fue encarcelado luego de protagonizar una protesta en el boulevard de San Rafael, en La Habana.

También alertó sobre el estado de salud de Javier Delgado Torna, quien sufrió un desmayo en el penal y cayó sobre su rostro. Delgado padece de enfermedades cardiovasculares, es diabético, dependiente de oxígeno y presenta discapacidad de un miembro superior derecho.

Dayron Martín, se encuentra en peligro por falta de tratamiento para su padecimiento psiquiátrico. “Dayron recibe atención por doble depresión e intento de suicidio. Yosandri Morales Mulet intentó quitarse la vida recientemente, en prisión”, agregó el grupo.

El grupo de trabajo alertó sobre los presos políticos que se encuentran en huelga de hambre en protesta por nuevas acusaciones en su contra, entre ellos, Cruz García Dominguez, Yosvany Rosell García Caso, Miguel Enrique Girón, e Iván Colón Suárez.

Por último, Justicia 11J exigió a las autoridades del régimen castrista brindar atención médica a los presos políticos antes mencionados.

La ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD) elevó este 8 de junio a 1046 la cifra de presos políticos en Cuba, la mayoría encarcelados tras la escalada represiva de la dictadura luego de las manifestaciones de julio de 2021.

En concreto, la organización aseguró que 901 personas permanecen recluidas por dichas protestas, mientras que en el último año han pasado por las cárceles del país unos 1236 presos políticos.

A inicios del 2020, CPD presentó un informe que estimaba en 90 000 el número de presos en las cárceles cubanas, lo que convertiría a Cuba en el país con mayor población penal del mundo, con 794 encarcelados por cada 100 000 habitantes.