Aguas albañales inundan las calles de la Isla de la Juventud
Hay que recordar que el tema no es nuevo, pues apenas hace dos meses la Isla de la Juventud necesitó el apoyo de una brigada capitalina para estabilizar la terrible situación de desbordamiento de aguas albañales que sufren sus ciudadanos
Aguas albañales inundan las calles de la Isla de la Juventud
 

Reproduce este artículo

Un artículo publicado este 29 de octubre por el diario estatal Victoria, perteneciente al municipio especial Isla de la Juventud, reconoció los problemas con las aguas albañales que inundan las calles de ese territorio, pero sus autores culpan de eso a las lluvias.

"Este año, ante la constancia de las lluvias, las obstrucciones de las redes hidrosanitarias se han vuelto muy regulares y con ellas la incomodidad de los pineros ha ido también en aumento".

En su texto el Victoria concede que estos desagradables desbordamientos "no siempre se resuelven con la premura necesaria" por parte del Estado y sus instituciones, pero alega que esto se debe las dificultades con el equipamiento que tiene la brigada de reparación y mantenimiento de Acueducto y Alcantarillado.

Asimismo señala que "si bien en septiembre buena parte de las calles de la Isla estaban cubiertas de aguas albañales", al día de hoy ese escenario ha cambiado, aunque solo un poco, porque el colectivo de esta unidad, subordinada a la delegación de Recursos Hidráulicos, apenas ha logrado erradicar algunas obstrucciones y mitigar su impacto como focos contaminantes y criaderos de vectores, que este es otro problema que trae aparejado esta situación.

Las inundaciones de aguas albañales tienen una fuerte presencia en Nueva Gerona, y en poblados como La Fe, también en Juan Delio Chacón y La Victoria alcanzan niveles significativos. No obstante, el diario estatal insiste en que hay que reconocer "el esfuerzo de los trabajadores que se desempeñan en estos menesteres", pues el equipo empleado para desobstruir no está en las mejores condiciones y a veces hace falta "apelar al ingenio y aplicar variantes para su funcionamiento".

De igual manera dice que "para muchos resulta sencillo culpar a una entidad X o a un directivo Y por las cosas mal hechas sin tener en cuenta que a veces resolver un problema no es tan fácil como coser y cantar".

Y agrega que si bien ante esta problemática las quejas de la población ayudan a visibilizar "una situación existente y con ello encaminan su solución, sin embargo, demeritar el trabajo de un colectivo o achacar falta de competencia son temas diferentes"; viniendo de un medio estatal, no se puede esperar otro discurso.

Ante esto hay que recordar que el tema no es nuevo, pues apenas hace dos meses, la Isla de la Juventud necesitó el apoyo de una brigada capitalina para estabilizar la situación del desbordamiento de aguas albañales, porque ese territorio no contaba ni cuenta aún con los medios necesarios para ello.