Acto de repudio contra ex fiscal y activista Yeilis Torres

La activista de la UNPACU advirtió que agentes de la policía política hostigaron y amenazaron a su mamá
Acto de repudio contra ex fiscal y activista Yeilis Torres
 

Reproduce este artículo

La ex fiscal y activista por los derechos humanos Yeilis Torres, denunció este lunes 1 de marzo que agentes de la Seguridad del Estado junto a funcionarios del Partido Comunista orquestaron un acto de repudio en frente de su vivienda en el municipio La Lisa, en La Habana.

La integrante de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) explicó a través de una directa transmitida por su perfil en Facebook, que luego de pintar en la fachada de su residencia “Patria y Vida”, fue citada a la estación de la policía en su localidad.

Según dijo la activista a favor de la democracia en la isla, lo que hicieron fue sacarla de su casa para poder amenazar e intimidar a su mamá. “El jefe de la unidad me tuvo que firmar una constancia de que asistí a la citación”, detalló la ex fiscal, natal de Santiago de Cuba.

“Mi mamá está quitando el cartel de “Patria y Vida”, pero lo voy a poner más grande ahora. No acepto sus amenazas y chantajes”, aseguró Torres durante la grabación por Facebook, donde se observan a funcionarios castristas que también la filman y otros que se esconden.

“Fílmame. Yo digo Patria y Vida y  Abajo la dictadura castrista. Han amenazado a mi mamá. Los traidores son ustedes que no creen ni en quienes apoyan su revolución”, gritó indignada.

“No más represión: terroristas. Los terroristas son ustedes. Van a tener que matarme como han hecho con tantos. Sesenta y dos años matando al pueblo de hambre. Acaben de despertar que no hay cárcel para todo un pueblo”, decía la activista mientras se reunía frente a su casa un grupo de “simpatizantes” del régimen”.

Mientras le vociferaban desde la calle: “Fidel, Fidel”, “mercenaria”, “la calle es de los revolucionarios”…Torres a amplificó la canción “Patria y Vida”, en la que se condenan los más de 60 años de "represión" y de "dignidad pisoteada" en Cuba".

Hasta donde se encontraban quienes participaron en el mitín de odio, se llegó un cubano y entre las ofensas e insultos también gritó: “Patria y Vida”. “Un cubano sin miedo”, afirmó Torres.

Los actos de repudio son prácticas violentas e institucionalizadas en Cuba. Son rituales gestionados por el Estado contra personas indefensas”, aseguró en Twitter el investigador y ensayista cubano Abel Sierra.

Para probarlo, compartió una foto de un artículo publicado en la revista “Con la guardia en alto” en 1975, perteneciente a los Comité de Defensa de la Revolución (CDR). En el texto, claramente se defiende los mítines de odio contra quienes se opongan al gobierno, violencias a las que el castrismo dio el eufemístico nombre de “actos de repudio”.

Por su parte, el dramaturgo y director teatral cubano, Yunior García, luego del mitín de odio desatado contra la activista Anyell Valdés y su familia, expresó:

“¡Basta ya! ¡Ni un acto de repudio más! Martí jamás sitiaría la casa de una familia cubana, con niños adentro. Jamás cruzaría su cerca para infundir terror, ni lastimaría a su perro, ni mancharía sus puertas, ni escribiría en sus paredes la palabra MUERTE”.

Eso no es Revolución, ni Izquierda, ni Progresismo, ni Justicia Social. ¡Eso es fascismo!”, advirtió el dramaturgo.