Activista cataloga de "locura" reinicio del curso escolar

El 2 de noviembre comenzarán las clases en La Habana, pero todavía no está claro si la pandemia cedió o el número menor de casos diarios es un espejismo
Curso escolar en Cuba
 

Reproduce este artículo

Muchos padres cubanos están alarmados por el próximo inicio del curso escolar en medio de la pandemia y con la experiencia de un rebrote no hace mucho que disparó los reportes diarios de infectados en todo el país.

Yorsikelín Sánchez, presidenta nacional del Frente Feminista Mujeres por la Libertad y una de las promotoras de la campaña “Aulas Vacías”, lanzada a través de las redes sociales, habló con Radio Televisión Martí sobre las opiniones de padres con los que ha contactado.

La mayoría de las madres “no estamos de acuerdo con el reinicio de las clases en las aulas y lo catalogamos de locura”, aseguró la activista.

En septiembre, durante la vuelta al aula para culminar el curso 2019-2020 que se inició por mandato de Ana Elsa, la ministra de Educación Nacional, muchos niños fueron contagiados por el coronavirus y, además, fueron retransmisores de la infección viral, recordó.

En este momento, opina Sánchez, es imprescindible hacer un análisis al respecto, dadas las precarias condiciones sociosanitarias que se viven en la isla.

“A nivel internacional, con suficiente agua, con todas las condiciones creadas, desde una alimentación, hasta un baño higiénico, han tenido que cerrar”, precisó la activista que cuestiona: “¿Cómo en Cuba, que no hay ni un jabón para bañarse, va a haber una buena higiene en una escuela?”.

A la falta de higiene se suma, según Sánchez, la escasez de otros productos que se usan para proteger a los niños. “Los tapabocas de los niños son comprados por los padres a 10 pesos y hasta 15 pesos en moneda nacional, cuando el salario de Cuba muchos saben que es a partir de 250 pesos”.

“En la isla también hay muchas madres solteras que no tienen posibilidades económicas para comprar todo lo que necesitan los niños así es que no entiendo esa negligencia tan grande del gobierno por demostrarle al mundo que el curso escolar en Cuba sí se puede hacer”, concluyó Sánchez.

El régimen cubano anunció el reinicio de clases en la capital el 2 de noviembre, como parte de la desescalada que comenzó en octubre. Ya cesó el toque de queda en la capital, comenzó a circular el transporte y se espera que el polo turístico de Varadero comience a recibir vuelos internacionales a partir del 15 de octubre.