Presencia de cocodrilos en río Sagua podría deberse a tenencia ilegal de especie por personas particulares, presume el Citma

Especialistas del Citma sostienen a partir de observaciones que pueden ser al menos tres ejemplares, cuya especie no se ha podido determinar
El cocodrilo cubano es la especie de cocodrilo más amenazada del continente americano
 

Reproduce este artículo

La delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Holguín presume que la presencia de cocodrilos en el río Sagua podría deberse a la tenencia ilegal en cautiverio de esta especie por personas particulares.

A partir de avistamientos de ejemplares del reptil en el referido río, ubicado en el municipio homónimo, al este de la capital holguinera, el Citma aclaró este domingo la situación y el director de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental (ORSA) de la región, Frank Pérez Pérez, informó que las observaciones hechas hasta la fecha sugieren que puede tratarse de al menos tres ejemplares de la especie.

La delegación territorial del Citma en Holguín manifestó que se desconoce la procedencia de los animales, ya que los sitios donde han sido vistos no constituyen su hábitat natural ni hay criaderos registrados en las cercanías. De ahí que la tenencia ilegal por particulares sea la teoría más plausible sobre la llegada de los cocodrilos al río.

Autoridades del Citma, junto a los gobiernos de los municipios Sagua de Tánamo y Frank País, y responsables locales de Sanidad Animal y de Inspección Pesquera, evalúan “las acciones a tomar para la captura, clasificación y traslado para la reubicación” de los animales, según detalla un reporte del oficialista Cubadebate.

La evaluación busca “evitar riesgos a los habitantes de la zona y las potenciales alteraciones en el ecosistema del lugar”, agrega la nota.

El delegado territorial del Citma, Alejandro Torres Gómez de Cádiz, precisó por su parte a la Agencia Cubana de Noticias que, con base en el Decreto Ley de Bienestar Animal, “se evalúa con las autoridades locales de Sanidad e Inspección Pesquera los riesgos para las poblaciones cercanas, las alteraciones provocadas al ecosistema por la presencia de los reptiles y las acciones de captura, clasificación, traslado y reubicación”.

De acuerdo con Juan Miranda, especialista del Citma en Sagua de Tánamo, hace dos días no ocurren avistamientos en el río, turbio por estos días como consecuencia de las lluvias, y en las observaciones no se ha podido determinar la especie de los ejemplares.

En la isla habitan dos especies de cocodrilos: el cubano (Crocodylus rhombifer) y el americano (Crocodylus acutus). Las poblaciones de ambos se concentran en las ciénagas de Zapata y Lanier, en la provincia de Matanzas y el municipio especial Isla de la Juventud, respectivamente.

La hibridación de las dos especies amenaza la pureza genética del cocodrilo cubano y ha acentuado sus riesgos de extinción, al punto de que el animal, endémico de la mayor de las Antillas, es la especie de cocodrilo más amenazada del continente americano.