Castro se "retira" con cáncer y cirrosis hepática, según ABC

El nonagenario dictador cubano Raúl Castro Ruz, tendría “cáncer de esófago y de recto, con diarreas crónicas”, según reportó ABC
Raúl Castro. Foto Vozpópuli
 

Reproduce este artículo

El nonagenario dictador cubano Raúl Castro Ruz, quien anunció recientemente que deja la jefatura de Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), tendría “cáncer de esófago y de recto, con diarreas crónicas”, según reportó ABC este domingo 18 de abril.

El general, sucesor de la tiranía de su hermano Fidel Castro, cumple 90 años el próximo mes de junio, y según explicaron al citado medio fuentes próximas al régimen, también presenta “una cirrosis hepática causada por su vieja adicción al alcohol y la fuerte medicación que toma le provoca pérdida de memoria y ausencias frecuentes”.

“Estos síntomas también son compatibles con una enfermedad neurodegenerativa”, detalló ABC, además de referir que el menor de los Castro “habría necesitado por su enfermedad una bolsa de colostomía”.

ABC advirtió también en su reporte que en la isla durante los próximos meses "se vivirá una dura y soterrada guerra por el poder".

Raúl Castro ratificó este viernes que está entregando la dirección del PCC, el único permitido en la isla, “a un grupo de dirigentes preparados”. 

Durante el discurso inaugural del VIII Congreso del PCC, que sesiona en La Habana este fin de semana, Castro refirió que tiene la satisfacción de que entrega la dirección del país a funcionarios “curtidos por décadas de experiencia en su tránsito desde la base hasta altas responsabilidades (…)  llenos de pasión y espíritu antimperialista, y sabedores de que representan la continuidad de la Revolución”, según reportó la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Como para no dejar dudas de lo poco que mejorará el país luego del cónclave en el que Raúl Castro traspase la jefatura del PCC, el régimen publicita el evento como el “congreso de la continuidad”.

Castro aseguró en declaraciones que fueron transmitidas por la televisión estatal del régimen que “nada lo obligó” a retirarse del Partido Comunista y que continuaría “luchando” para defender la revolución iniciada en 1959, devenida la dictadura más longeva del hemisferio occidental.

Tras el anuncio que Raúl Castro renunció a su cargo de Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, la congresista cubanoamericana María Elvira Salazar afirmó que “la dictadura castrista pretende engañar a la comunidad internacional con un cambio fraude”. “¡A mí no me engañan!”, aseguró en Twitter la republicana.

En un video compartido en esta red social, la congresista subrayó: “El régimen está diciendo que ya Raúl Castro no va a estar en el poder y que ahora entra un nuevo civil, y hay cambios en Cuba desde el punto de vista político: todo es mentira. Lo que tienen que hacer es dar elecciones, abrir el juego político, permitir que cualquiera que lo desee se pueda postular e ir a unas elecciones libres con observadores internacionales. Ese es el verdadero cambio, no cambiar de uno para otro”.

El senador de los Estados Unidos, Rick Scott (R-FL), también se pronunció en sus redes sociales sobre el anunció del retiro de Raúl Castro.

“Cualquiera que entienda verdaderamente el carácter totalitario de la dictadura cubana sabe que Raúl Castro no necesita el título de Jefe del Partido Comunista para que la represión y la miseria continúen en la isla”, afirmó el político y abogado estadounidense en su cuenta de Twitter.

Scott afirmó que la salida del anciano general, no es más que “una distracción para desviar la atención del creciente malestar público contra el régimen cubano”.

“La comunidad internacional y los medios de comunicación no deben caer en esta artimaña, deben concentrarse en el valiente liderazgo de la oposición de Unpacu [Unión Patriótica de Cuba] y los artistas del Movimiento San Isidro, que exigen un verdadero cambio hacia la libertad y la democracia”, advirtió el senador.