Granma desmiente que Alejandro Castro tome el mando de GAESA

El nombre del hijo de Raúl Castro, en bajo perfil tras el escándalo del síndrome de La Habana, volvió a sonar debido a la muerte del general López-Callejas.
Alejandro Castro Espín (izquierda)
 

Reproduce este artículo

El periódico Granma negó este 4 de julio que el coronel Alejandro Castro Espín, hijo de Raúl Castro, tome el mando del Grupo de Administración Empresarial de las FAR (GAESA), tras la muerte de su antiguo jefe, Luis Alberto Rodríguez López-Callejas.

Un tuit del órgano oficial del Partido Comunista de Cuba desmiente información errónea en redes sociales donde se daba por sentado el “ascenso” de Castro Espín a la jefatura vacante de GAESA, un conglomerado de empresas que controla alrededor del 60% de la economía cubana, según expertos.

Tras la muerte del general López-Callejas, excuñado de Castro Espín y cercano a Raúl Castro, corrieron rumores de que el patriarca de la familia y hermano del difunto Fidel nombraría a su hijo al frente de GAESA.

López-Callejas murió el primero de julio debido a un paro respiratorio, precisaron fuentes del oficialismo.

En el momento de su muerte, el poderoso militar castrista, ex yerno del dictador Raúl Castro, era miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular. Fue yerno de Raúl Castro y era padre de dos de sus nietos.

El 30 de septiembre de 2020, el gobierno estadounidense incluyó a López-Calleja en la lista de personas bloqueadas por su Departamento del Tesoro (SDN), una sanción que conlleva el congelamiento de los bienes del general que estuvieran bajo jurisdicción del país norteño, si los hubiera, y la prohibición de visado para viajar a Estados Unidos.

GAESA posee redes de restaurantes, flotas de vehículos, empresas de componentes electrónicos, importaciones y exportaciones, proveedores, cadenas hoteleras e inmobiliarias.

Entre todos esos negocios destaca el grupo Gaviota, que maneja los hoteles más rentables de Cuba y cuya facturación deja a GAESA, según estimados, alrededor de 700 millones de dólares anuales.

En 2018, un oficial militar venezolano, Roger Noriega, aseguró a congresistas de EE.UU. que quien coordinaba el tráfico internacional de cocaína a través del puerto venezolano de La Guaira era Luis Alberto Rodríguez López-Callejas.