Abandonan bebé desnutrido en consultorio médico de Camagüey

El bebé de tres meses, fue llevado en ambulancia al Hospital Pediátrico de la cabecera provincial con un cuadro de desnutrición, tras ser dejado sin más detalles en el consultorio médico del barrio donde presumiblemente vivía
Bebé abandonado, en Camagüey, Cuba.
 

Reproduce este artículo

Por Henry Constantín

 

Este martes, las redes sociales de los cubanos de Camagüey se han saturado con mensajes que comparten el asombro, la tristeza y el disgusto de cientos de personas por la noticia de un niño abandonado en un consultorio médico.

El bebé, de tres meses, fue llevado en ambulancia al Hospital Pediátrico de la cabecera provincial con un cuadro de desnutrición, tras ser dejado sin más detalles en el consultorio médico del barrio donde presumiblemente vivía. Al momento de publicarse esta nota, se halla aún en la sala de terapia intermedia de dicho centro médico, también conocido como La Colonia, pero sin peligro para su vida ni ningún otro daño, según una fuente médica cercana al caso, a la que tuvo acceso La Hora de Cuba.

El nombre y apellidos del niño están en poder de los trabajadores del hospital y de La Hora de Cuba, que no los ha publicado por respeto al menor. Por ende, la identidad de los tutores legales del menor debe ser fácilmente determinable por las autoridades.

Según la abogada Laritza Diversent, el Código Penal de la República de Cuba establece “sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas” para la persona que teniendo obligación legal de mantener a un menor, lo abandone. La jurista, directora de la organización no gubernamental Cubalex, considera que es una sanción demasiado baja si se la compara con delitos que causan menos riesgo físico y emocional a las personas, como por ejemplo, el hurto, que sin violencia ni empleo de fuerza, recibe el mismo castigo. Abandonar a un menor sobre el que se tiene responsabilidad legal “tiene la misma sanción que sustraer electricidad”, refiere Diversent.

Mientras, grupos de WhatsApp y de Facebook camagüeyanos se han llenado de mensajes de solidaridad con el niño y disgusto con los autores del abandono. También, en algunos de ellos, junto a la foto del menor se invita a ponerse en contacto con el número de teléfono 54659966 para hacer llegar ayuda de cualquier tipo al niño. Nuestro medio no logró establecer comunicación con quien usa ese teléfono.

El caso de la desnutrición del niño, de la cual no se conoce la causa exacta (si es por descuido de sus tutores legales o por incapacidad material de estos para brindarle alimentación adecuada), coincide con un momento de subida desmesurada en los precios de todos los alimentos en Cuba, y de escasez crónica de muchos de ellos, incluso de la dieta básica, como leche, carne y frutas. Todo esto ha vuelto mucho más difícil que antes la alimentación básica de las familias cubanas, lo cual, unido a las bajas sanciones para quienes abandonen a menores bajo su custodia, crea un escenario perfecto para dramas como el que, sin percatarse, está viviendo este niño en Camagüey.

 

(Tomado de La Hora de Cuba)