280,564 libras de mercancías enviaron desde EEUU diplomáticos cubanos
Diplomáticos del régimen enviaron a Cuba, desde los Estados Unidos, unas 280,564 libras de mercancías muy variadas que incluyen desde minibares, microwaves, refrigeradores y ollas, hasta calentadores de piscinas y plantas eléctricas.
Diplomáticos cubanos en Nueva York, contenedores a Cuba
 

Reproduce este artículo

Diplomáticos del gobierno castrista enviaron a Cuba, desde los Estados Unidos, unas 280,564 libras de mercancías muy variadas que incluyen desde minibares, microwaves, refrigeradores y ollas, hasta calentadores de piscinas y plantas eléctricas.

Documentos a los que tuvo acceso ADN Cuba muestran los récords de los envíos marítimos con los objetos que se llevó el personal diplomático de la misión cubana en la sede de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York, solo en 2018 y 2019.

La guía de carga sobre lo que salió del puerto de Jacksonville, estado de la Florida, el 23 de noviembre de 2018 se llevaba más de 195 piezas de efectos personales, entre literas, colchones, sábanas, espejos, neveras, edredones, sacos negros, y hasta un calentador para piscinas para un total de 15 022 libras de carga pertenecientes a la Misión cubana en la ONU, con sede en 315 Lexington Avenue en New York.

Ese primer contenedor no fue suficiente para cargar todas las almohadas, sábanas, frazadas y el resto de una larga lista de misceláneas que los funcionarios cubanos necesitaban llevar a su país de origen, incluyendo equipos para mantener caliente el agua de las piscinas a su regreso a Cuba.

Según el peso de la carga, al parecer necesitaron varios contenedores de unos 40 pies que iban llenos. El peso bruto de un contenedor así es de 67 196.82 libras, pero la carga útil es de unas 58 598.8 libras.


Además, despacharon un contenedor con destino a Gibara con 962 piezas de efectos personales por un total de 50 679 libras de mercadería no especificada, según la guía de carga consultada por ADN Cuba.

Al parecer, la representante de Cuba en la ONU, Ana Silvia Rodríguez, se fue cargada de EE.UU. con efectos para su casa, como almohadas, refrigeradores y edredones.

El historial de envíos del personal cubano desplegado en New York es largo, en junio de 2019 se enviaron a La Habana más de 27,000 libras.

Los documentos consignan que algunos de los envíos pertenecían al primer secretario Roberto Alexander Valdivia Castillo, y a Yinet Abreu Amaro, traductora e intérprete en la misión permanente de Cuba en la ONU.

 

 

Los funcionarios diplomáticos del gobierno castrista tienen facilidades para importar a Cuba mercancías, a diferencia de los cubanos en el exilio. Si no fuese de esta manera, toda la mercadería que ingresaron tan solo en los años aquí mencionados, les habría costado más de 400,000 dólares sin contar los impuestos de entrar ese número de batidoras, refrigeradores, neveras y miles de objetos enviados, suficientes para llenar una tienda.

Refrigeradores, aires acondicionados, cocinas, lavadoras, freezers, batidoras, herramientas eléctricas y de mano, computadoras, televisores, ollas eléctricas, equipos de música, presurizadores de agua, calentadores de deshumidificadores y accesorios para auto, fueron otros artículos enviados a la isla por los diplomáticos del régimen.