Prostituta: único trabajo al que tienen derecho las trans en Cuba
Yeilis María Ríos criticó que para las transexuales cubanas, con independencia de su experiencia y formación académica, sólo ofrezcan empleos de auxiliares de limpieza, orillándolas así, muchas veces, a la prostitución
Yeilis María Ríos. Foto tomada de su perfil de Facebook
 

Reproduce este artículo

La cubana Yeilis María Ríos Miranda lamentó que ejercer la prostitución sea el único trabajo al que tengan derecho las transexuales en la isla, una conclusión a la que arribó luego de sentirse discriminada en la dependencia del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de su municipio.

Según narró en su perfil de Facebook, fue prostituta antes de hallar trabajo en un bar de La Habana, donde reside desde hace ya 10 años. El trabajo en el bar durante los últimos cuatro años antes de la pandemia de coronavirus le permitió tener una mejor situación que la que presenta ahora, cuando se ha visto privada de su fuente de empleo por las medidas restrictivas a las que obliga la contingencia sanitaria y no halla otras opciones.

La ausencia de estas últimas, que constató cuando la entidad del régimen sólo le ofreció ser auxiliar de limpieza en un policlínico u hospital, le hizo increpar en su post a Malú Cano, Coordinadora Nacional de TransCuba -una de las organizaciones de la comunidad LGTBIQ reconocidas por el oficialista Cenesex de Mariela Castro-, y decirle que, al parecer, prostituta es “el único trabajo al que tenemos derecho las transexuales en Cuba”.

Perdóname que te diga estas cosas, pero si no me acerco a ti que eres nuestra coordinadora nacional, a quién me le voy a acercar señora Malú Cano, increpó Ríos Miranda a su interlocutora, al tiempo que cuestionó que se diga que en el país la comunidad LGTBIQ tiene amplios derechos, cuando en la práctica sucede lo contrario y muchos de sus integrantes, como ella, son o han sido discriminados.

“¿Por qué la única posibilidad de empleo de una chica transexual con título universitario y 12 grado es limpiar piso en un policlínico o un hospital?”, preguntó Ríos Miranda, que dijo hablar en su nombre y en el de “todas las chicas transexuales que, por llevar el pelo largo, un poco de maquillaje y una conducta sexual diferente a los que piensan ser normales, no tenemos derecho a tener un trabajo digno”.

“No digo que limpiar piso no sea un trabajo digno, al contrario, pero por qué si hay muchas de nosotras que somos graduadas, tenemos títulos y una buena formación académica, por qué razón esa es la única oferta de empleo para nosotras”, agregó, con explícita indignación.

Con su post, Ríos Miranda aclaró no querer “hacer y levantar un tema político”. “Todo lo contrario, quiero hacer prevalecer mis derechos y que así se nos haga justicia”, subrayó.