Carlos Lechuga a Juan Carlos Tabío: “el vacío que dejas es tremendo”

Con tan solo alguno de sus cortos o películas ya está en el Olimpo de lo mejor de la comedia cubana, dijo el director de Melaza sobre el destacado cineasta fallecido este lunes
Carlos Lechuga y Juan Carlos Tabío. Foto tomada del perfil de Facebook del primero
 

Reproduce este artículo

El cineasta cubano Carlos Lechuga lamentó la muerte del destacado director de cine Juan Carlos Tabío este lunes, cuya partida, dijo, deja un vacío tremendo en el arte y el sentir de quienes le conocieron y quisieron.

“Era un hombre culto. Tenía defectos, como todos, pero eran más sus virtudes. Con tan solo alguno de sus cortos, o con películas como Se permuta o Plaff ya está en el Olimpo de lo mejor de la comedia cubana”, escribió el director de Melaza sobre Tabío en un emotivo post que le dedicó en su perfil de Facebook.

“Hay que volver a ver El elefante y la bicicleta. Hay muchas claves escondidas en esa obra”, agregó Lechuga sobre una de las cintas del fallecido más aclamadas por la crítica, al tiempo que, dirigiéndose a él, expresó: “Juan Carlos padre, el vacío que dejas es tremendo. Cerraste y te llevaste la llave en la chaqueta, junto con la caja de cigarros y la guapería. Abrazo. Se te quiere”.

En su post, Lechuga reveló varias anécdotas y pasajes que le tocó vivir junto a Tabío, un hombre al que, además de culto, definió como uno que siempre tenía una respuesta mordaz y cuyos estados de ánimo “iban y venían en dependencia, como pasa con casi todo el mundo”.

Para Lechuga, Tabío no era triste y serio a secas, como varios lo percibieron y caracterizaban. Las anécdotas que compartió dimensionan la rica naturaleza de un hombre que en sus últimos años decidió “romper con el cine” y que, a pesar de su relevancia en el panorama artístico de la isla, siempre mantuvo su sencillez y naturalidad para, incluso “entre dos o tres cervecitas”, hablar “lo mismo de las invasiones bárbaras que de una sonata, de Irak, de pintores cubanos, en fin”.

Tabío murió en La Habana durante la madrugada de este lunes 18 de enero. “Con profundo pesar, anunciamos que ha muerto Juan Carlos Tabío, otra leyenda del cine cubano, autor de célebres y populares títulos como Se permuta, Plaff y Fresa y chocolate, Premio Nacional de Cine y eterno colega del gremio de realizadores”, informó la dirección el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en sus redes sociales.

El oficialista Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) confirmó el deceso del creador, a quien cataloga como “importante figura de la cinematografía nacional y autor de obras reconocidas por el público y la crítica”.

Su cuerpo “será cremado y de manera oportuna se informará la realización de despedida a este realizador que pensó en imágenes y nos deja como legado una importante carrera en el ámbito cinematográfico cubano”, publicó Cubacine.

Este enero también falleció el reconocido director de cine cubano Enrique Pineda Barnet, creador de la famosa película La bella del Alhambra

Sobre las recientes muertes de cineastas, el periodista y crítico oficialista Pedro de la Hoz expresó: “El cine cubano pierde a un creador extraordinario. Enero sombrío, primero Enriquito Pineda, ahora Tabío... Que comienzo tan sombrío de 2021 para la pantalla cubana”.