Actor Emilio Aragón, contundente sobre su vuelta a Cuba: "Cuando se pueda echar un papelito en una urna”

El conocido actor y presentador español, de origen cubano, aseguró además que le gustaría que unas elecciones en Cuba sucedieran cuanto antes
Emilio Aragón
 

Reproduce este artículo

El actor y presentador español, de origen cubano, Emilio Aragón se ha vuelto tendencia esta semana en España, tras unas declaraciones muy contundentes sobre su país de nacimiento, Cuba.

Al ser cuestionado sobre cuándo regresaría a Cuba, su país natal, en una entrevista concedida al diario El País, este fue directo: “Cuando se pueda echar un papelito en una urna, como hacemos aquí”.

"Me gustaría cuanto antes, pero es que Cuba merece que se pueda votar ya", aseguró Aragón después de ser repreguntado en esta conversación. Todo ello le sirvió al conocido “showman” cubano-español para hablar de los valores libertarios con que fue criado.

"Fue porque les tocó vivir todo lo que vivieron: la revolución cubana, dictadura en Venezuela. Y esa mirada que tenían los dos, abierta, fue muy importante”, explicó Aragón en su entrevista con el citado medio.

Aragón es un referente del mundillo del entretenimiento y la televisión en España. El cubano-español ha vivido activamente la transformación de la televisión española en cuatro décadas inventando formatos. Llegó a ser líder de audiencia en casi todo lo que hacía.

“Me gustaría dentro del mundo del espectáculo y el entretenimiento, al menos asomarme tras la cortina y haber visto algo”, explicó al respecto. Sobre la fama y cómo escapar de tanta atención también hablaría.

“Uno buscaba tiempo de calidad para aprovechar con la familia y no podía conseguirlo (…) por eso me fui a Estados Unidos. Por una necesidad vital de formarme en otras cosas y sí, de desaparecer. Aquel año yo no vi casi la televisión, me centré en asistir a conciertos, ensayos, a hacer música con otra gente, en el teatro”, dijo.

“Desde hacer tres años o así, estoy atravesando un momento zen, donde lo que queda son las cosas importantes: la familia y esas cosas que de verdad te apetecen hacer”, agregó.

“Si nos acostumbráramos a ver las cosas positivas, el círculo virtuoso y no vicioso de la vida, nos iría un poquito mejor. Si fuéramos suficientemente generosos como para dar mejor los buenos días, bastaría”, concluyó el ícono cubano de la TV Española.