Al compás del pilón: un documental de Carlos Y. Rodríguez
La extrema pobreza en la que viven estos hombres y mujeres no les ha convertido en seres resentidos, ellos aman su comunidad, sus chozas, sus bohíos, como aman el pilón
Al compás del pilón: un documental de Carlos Y. Rodríguez
 

Reproduce este artículo

Una de las líneas temáticas de la Televisión Serrana es la tradición como forma de vida de las comunidades más alejadas de la Sierra Maestra. El pilón como símbolo de generaciones que por siglos lo han venerado como algo sagrado, un instrumento que forma parte indisoluble de la vida del campesino, de su trabajo, pero también como parte de leyendas, tradiciones, supersticiones, es el tema central de un documental que no solo narra el origen del mismo, sino que profundiza en el imaginario de una comunidad que lo tiene asumido como forma de vida.

Narrado con una estructura dramática que apela a la entrevista y la observación. Al compás del pilón nos habla de ese instrumento vital en la vida del campesino asociado al café y a toda una tradición que funciona de manera ritual desde hace siglos, que se ha heredado de generación en generación, traduciendo un simple acto de trabajo manual en algo místico, sagrado, simbólico.

La belleza y el preciosismo estético de la fotografía funcionan como leitmotiv. Se establece un diálogo entre la naturaleza intrincada de la zona y el simple acto de pilar café. A manera de opening se nos muestra un amanecer que tiene un significado o una prolongación del mismo en el pilón, el sonido del instrumento constituye alimento espiritual, música para los oídos de los habitantes del lugar, que al escucharlo saben que ya amanece y que ese acto de amor mañanero es una razón de ser, de vida para ellos.

Otro de los elementos que trabaja de manera sutil el documental es el entorno, el hábitat de los campesinos, la cocina de carbón y la extrema pobreza en la que viven estos hombres y mujeres no les ha convertido en seres resentidos, ellos aman su comunidad, sus chozas, sus bohíos, como aman el pilón, y el ritual que día a día les produce el sencillo acto de pilar, la música, el sonido del instrumento, que como dijera un campesino: este es el reloj del campesino, igualito que un reloj de pared, igual que el reloj de Bayamo, que te despierta y no duermes más.

El tono escogido por el realizador es el más desenfadado, un tono que también recrea leyendas, supersticiones, sobre todo la que dice que sentarse encima del pilón pudiera romper planes futuros, o las que dicen que el sonido del pilón servía para avisar al amante de la mujer del campesino que este había abandonado el hogar.

Uno de los tópicos más interesantes que aborda Al compás del pilón es el discurso machista que lo recorre de principio a fin. Parlamentos como: es la mujer la que debe hacer el trabajo, el hombre lo siembra y lo recoge, ese trabajo de pilar el café es de ellas. El discurso patriarcal prevalece en las familias, es un trabajo rudo, que requiere una fuerza y un desgaste, pero aun así el hombre acentúa con sus palabras que es labor de mujeres.

La violencia de género es asumida, naturalizada en ese simple acto de trabajo.

El sonido en el documental es un personaje más en la historia y en las leyendas que se relatan. El sonido del batá acompaña todo el metraje, nos transporta a la época de los esclavistas del siglo XVIII donde los negreros dominaban la zona, y según las leyendas fueron ellos los responsables de dicho invento.

Al compás del pilón nos habla de tradiciones, de violencia de género asociada a una forma de vida legitimada por el patriarcado, que se acentúa en esta zona intrincada de la Sierra Maestra, en el simple acto de pilar café, una sutil denuncia a los roles de dominación asumidos por todos, legitimados incluso por la misma ama de casa, para quien este trabajo constituye un trabajo más, sea rudo, fuerte, o sencillamente el que deben hacer para sobrevivir. Una historia que asociada a ese mítico instrumento y su sonido es también la de hombres y mujeres que viven su existencia matizada por pequeñas alegrías, como la del sonido y la función del pilón.