Vicente Fernández internado en intensiva por recaída respiratoria

El cantante mexicano de 81 años volvió a presentar inflamación pulmonar y requirió apoyo respiratorio
Vicente
 

Reproduce este artículo

El cantante de rancheras, el mexicano Vicente Fernández, de 81 años, volvió a ser internado en terapia intensiva por una recaída respiratoria, pues necesita apoyo mecánico para respirar. Según sus médicos presenta una inflamación de sus vías respiratorias.

"El Sr. Vicente Fernández el fin de semana presentó inflamación de sus vías respiratorias bajas, por lo cual requirió nuevamente continuar con apoyo respiratorio y ajuste de su medicación. Se trasladó a terapia intensiva para mantener una mayor vigilancia ante cualquier eventualidad", se lee en un comunicado divulgado en la página oficial de Vicente Fernández en Instagram.

Según los especialistas que le atienden el músico se encuentra "despierto, sin sedación" e "interactuando con su familia". "Principalmente con su esposa, la Sra. Cuquita", agrega la nota de prensa.

También se le efectuó una revisión del aparato gastrointestinal y no se encontró otra evidencia de algún trastorno relevante. "Su sistema urinario presentó inflamación, misma que está siendo tratada. Su corazón está estable al momento", apuntaron los doctores del padre de Alejandro Fernández.

Los médicos aseguraron que Fernández continúa "con manejo multidisciplinario y apoyo de rehabilitación física y nutricional". El pasado 15 de septiembre, el cantante había salido de terapia intensiva donde se encontraba desde inicios de agosto. La recaída lo ha devuelto a ese sitio más crítico del hospital privado.

Fernández, conocido como el Charro de Huentitán, padece el síndrome Guillain-Barré, una afección en la que el sistema inmunológico ataca los nervios y que puede llegar a producir una parálisis. En este año el músico ya había sido internado por una fuerte infección urinaria.

A lo largo de su vida Fernández ha superado diversas enfermedades, como un cáncer de próstata en 2002, la extirpación de un tumor en el hígado en 2012, una trombosis que le hizo perder la voz en 2013 y una cirugía para extraer unas hernias abdominales en 2015.