Plataforma feminista pide fin de impunidad ante violencia de género en Cuba

De acuerdo con YSTCC, la legislación y las instituciones del sistema jurídico no responden a las necesidades de las víctimas y se convierten en agentes de revictimización
De acuerdo con YSTCC, la legislación y las instituciones del sistema jurídico no responden a las necesidades de las víctimas y se convierten en agentes de revictimización
 

Reproduce este artículo

La plataforma feminista Yo Sí Te Creo en Cuba (YSTCC) pidió el pasado 30 de noviembre el fin de la impunidad ante la violencia de género en la Isla. Agregan que de las 122 personas acompañadas por la Línea de Apoyo a Personas Afectadas por la Violencia de Género, solo dos agresores han sido debidamente sancionados por los tribunales cubanos.

La organización cuestionó además la Cuarta Reunión de Investigadores/as "Construyendo políticas basadas en evidencias científicas", del Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes) y el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

"Nos preguntamos si estamos coexistiendo en el mismo país de las y los referidos especialistas, con las mismas personas afectadas por las violencias de género y también con igual sistema sanitario, penal, policial y de asistencia social (...) Cada día nos duele la impunidad, que crece por el negacionismo y la desactualización del sistema cubano.", señalan.

La Línea de Apoyo a Personas Afectadas por la Violencia de Género de Yo Sí Te Creo en Cuba recibe llamadas de mujeres víctimas de delitos como amenazas, lesiones, violación, ultraje sexual o abusos lascivos y las leyes vigentes en el país no reconocen con especificidad la violencia machista.

De acuerdo con YSTCC, la legislación y las instituciones del sistema jurídico no responden a las necesidades de las víctimas y se convierten en agentes de revictimización.

La plataforma feminista menciona entre las llamadas más recurrentes madres e hijos que no tienen vivienda; ciberacoso; madres que no pueden sacar a sus hijos del país por falta de autorización del padre, aunque este no cumpla con sus deberes paternos filiales.

"Estamos hablando de un problema sistémico, profundamente grave y doloroso, que se ha extendido por décadas de negacionismo, medias tintas y cambios aparentes. Hablar de las víctimas de la violencia de género y del acceso a la justicia NO ES UNA MODA, como intenta hacer ver una participante de la Cuarta Reunión de Investigadores/as, es una deuda casi eterna para las mujeres cubanas, que no vamos a poder saldar sin la perspectiva de las personas afectadas", añadieron.

La organización también pidió una movilización por parte de los hombres "para promover su propio cambio por masculinidades libres de violencia, para que atiendan a los agresores y se generen espacios de acompañamiento y prevención. Necesitamos tanto..., pero suavizar y relativizar el problema solo obstaculiza la solución".

Hasta noviembre de 2021 han ocurrido 31 feminicidios en la Isla este año, según datos de organizaciones independientes.

Las últimas estadísticas oficiales cubanas sobre el tema datan de 2016, cuando el régimen entregó un informe nacional a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), donde publicaba una tasa de feminicidios de 0.99 por cada 100 mil habitantes de la población femenina de 15 años o más, para un total de 47 feminicidios.