Todo el mundo habla de Yordan Alvarez
Yordan Alvarez esperó la última noche de Houston en Washington para robarse el show.
Todo el mundo habla de Yordan Alvarez
 

Reproduce este artículo

 

Yordan Alvarez esperó la última noche de Houston en Washington para robarse el show.

Con su jonrón en la segunda entrada del juego 5 de la Serie Mundial, que terminó 7-1 sobre los Nacionales, el tunero de 22 años, quebró definitivamente su slump por el cual no pegaba un vuelacerca desde el 21 de septiembre y volvió a la senda de records. 

Y por supuesto fue el principal contribuyente a que su equipo  esté a sólo un juego de su segundo título mundial en tres años.

Alvarez había desaparecido durante la Serie de Campeonato ante los Yankees, con un solo jit en 22 comparecencias y nueve ponches. En ese juego 2 contra los Mulos con la pizarra empatada a dos en la octava entrada, el cubano se ponchó con un slider, tiró el bate contra el piso y luego rompió el madero. ¿Qué estaba pasando con aquel “Fenómeno” que conectó 27 cuadrangulares en los 87 juegos que disputó en el calendario regular? se preguntaba la gente.

De cuarto bate había descendido al séptimo y de ahí al banco, como posible emergente,  desde que llegó a Washington, y no únicamente porque no hubiera Bateador Designado en la Liga Nacional…Pero su pesadilla  terminó de una vez y por todas la noche de este último domingo gracias a la confianza que nunca perdió en él, el manager AJ Hinch, que le dio el guante, lo envió a los jardines y lo puso de sexto madero.

Vaya velada. Alvarez pegó de 3-3 incluido su bambinazo de dos carreras ( juego en el que Yulieski Gurriel bateó de 4-2 con el empuje de la última carrera de los Astros más joyas defensivas en la inicial). Cortó entonces una racha de 21 partidos sin jonrones

 

Con 22 años y 122 días, se convirtió en el jugador más joven de la Liga Americana con un cuadrangular en la Serie Mundial desde que Tony Kubek conectó dos  para los Yankees en el Clásico de Otoño de 1957.

El batacazo de Alvarez sobre la cerca del jardín central tuvo un final cómico cuando la pelota le fue encima a un aficionado que sostenía dos cervezas en la primera fila del graderío. La escena fue presenciada desde una suite del estadio por el presidente Donald Trump. 

Después de esta noche nadie parece tener dudas que ganará el premio de Novato del Año de la Liga Americana

Su desempeño de 3 - 3 también llevó su promedio de bateo a .545 , de 11-6.

Ya comenzó a parecerse al jugador que rompió múltiples récords de novatos durante la temporada regular.

Se convirtió en el cubano más joven en llevarse las cercas en la Serie Mundial, y quebró la marca de su compatriota  José Canseco en el Derby de Otoño de 1988.

El tunero es el cuarto con menos edad en disparar bambinazo por la Liga Americana en una Serie Mundial, solo superado por Mickey Mantle (20-352), Jimmie Foxx (21-351) y el mencionado Kubek.

Según Home Run Tracker, empleó un swing de 106.39 millas por hora (MPH) para depositar la esférica en las gradas, después de que esta recorriera una distancia de 404.76 pies, el equivalente a 123.37 metros.

Álvarez se erigió como el segundo pelotero menor de 23 años que batea un vuelacerca en el presente Derbi de Otoño, luego que lo hiciera el outfielder dominicano Juan Soto (Nacionales) en el duelo 1. Soto, quien cumplió 21 primaveras hace 3 días, lo hizo con 20. 

Esto no ocurría desde 1934, cuando Joe Medwick (22 años) y Bill DeLancey (22) lo lograron para Cardenales de San Luis en un cruce definitorio contra Tigres de Detroit.

El paracorto de los Astros, el boricua Carlos Correa, le había dicho antes de este juego contra los Nacionales, “hoy es tu día”. Y no se equivocó.