Raúl Diago sobre las deserciones en Cuba: “Muchos atletas constantemente dejan el equipo”

El conocido pasador cubano cree que las “contrataciones en ligas profesionales debieron mantenerse para evitar esto”
Raul Diago
 

Reproduce este artículo

El conocido voleibolista cubano Raúl Diago, ex Comisionado Nacional de la disciplina, reconoció en una entrevista con la revista deportiva Play Off Magazine que las deserciones de estos atletas a lo largo de los años han mermado la calidad del voleibol cubano, pasando a ser uno de los mejores del mundo a desconocerse en la actualidad.

“Es cierto que muchos atletas constantemente dejan el equipo y esto obliga a estar preparando a muchos muchachos nuevos y luego se llega a los eventos con un equipo sin experiencia. Pienso que las contrataciones en ligas profesionales debieron mantenerse para evitar esto y mantener la estabilidad del colectivo”, dijo en conversación con el citado medio.

“Algunos pudieran jugar con Cuba según la necesidad del equipo, respetando siempre a los nacionales que llevan cinco años juntos con resultados favorables en la arena internacional. Todo depende que se logre el acuerdo entre ambas partes”, añadió.

El ex pasador cubano también relató que en lo personal nunca ha pensado irse del país, ni cuando sus colegas de generación lo hicieron. “Nunca me pasó por la cabeza abandonar mi país, mi familia y mi cultura, pero sí tuve la oportunidad de jugar 2 años en la Liga Italiana”, explicó “El Mago”.

“La salida de varios jugadores élites de la escuadra antillana fue una decisión personal de ellos, pero sí pienso que el trato económico hubiese podido ser mejor, como por ejemplo las contrataciones. Hoy en día existen y tienen para los atletas un por ciento de pago mayor al de esa época. Esto es favorable tanto para el desarrollo deportivo, como para el desarrollo económico de dicho atleta”, siguió abundando sobre las usuales deserciones de atletas cubanos.

Diago desde hace algunos años, colabora al frente del equipo argelino de voleibol: “Un día fui invitado por el Presidente del Comité Olímpico de Argelia para conocer su país, su cultura, y el nivel de su voleibol. Allí contacté con la Federación Nacional y surgió la idea de fungir como entrenador principal de su equipo masculino y acepté”.