Preocupante situación para luchadoras olímpicas en Cuba

Ante la preocupante situación epidemiológica de la provincia cubana de Ciego de Ávila, las integrantes del equipo nacional de lucha femenino que allí se prepara rumbo a los Juegos Olímpicos se enfrentan a un alto riesgo
Preocupante situación para luchadoras olímpicas en Cuba
 

Reproduce este artículo

Ante la preocupante situación epidemiológica de la provincia cubana de Ciego de Ávila, las integrantes del equipo nacional de lucha femenino que allí se prepara rumbo a los Juegos Olímpicos se enfrentan a un alto riesgo.

Las gladiadoras forman parte de un grupo de deportistas integrantes de preselecciones nacionales que, intentando esquivar contagios en La Habana, retomaron la preparación en tres provincias del centro de la isla hace casi un mes.

Deportistas de atletismo, boxeo y lucha  se entrenan en Camagüey, mientras los equipos de lucha libre masculina y femenina realizan su preparación en  Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

Pero las condiciones sanitarias de esta última provincia son cada vez más preocupantes y no existe información oficial de que hayan sido trasladadas.

Este jueves el periódico digital avileño “Invasor” publicó una nota alarmante: a solo seis días de terminar septiembre todo indica que este mes resultará el de mayores contagios y letalidad por el coronavirus en Ciego de Ávila.

En el reporte de hoy, con el estudio de 955 muestras, la provincia confirmó 23 nuevos casos positivos a la COVID-19, el municipio cabecera con 22 y Baraguá con uno.

Ciego de Ávila se mantiene con una tasa de incidencia de 57,66 por 100 000 habitantes en los últimos 15 días de casos confirmados, la más alta del país.

En Ciego de Ávila más del 80 por ciento de los centros de la enseñanza deportiva e instalaciones que tienen condiciones para alojamiento, se han puesto en función de la lucha contra el grave brote del coronavirus.

Son 11 las chicas del equipo nacional enfrentadas  a la amenaza del fuerte brote de COVID-19 en el territorio avileño.

La primera decisión que se había tomado antes del agravamiento de la situación fue el acondicionamiento de un colchón en el centro deportivo Giraldo Córdova Cardín, que había cerrado  sus puertas  para proteger  a las gladiadoras.

Tenían como alojamiento  el hotel Ciego de Ávila junto a sus entrenadores.

El técnico jefe del grupo, Filiberto Delgado, había dicho a principios de septiembre que en la estrategia para la actual etapa se evita el contacto personal en el entrenamiento poco después de realizados las primeras pruebas PCR por el control sanitario.

Luego de esas declaraciones la situación de los contagios es otra y Ciego de Avila se ha convertido en el epicentro de la  pandemia.

Si es que en definitiva hay Juegos Olímpicos, aplazados por el coronavirus para el verano de 202, Cuba planea asistir con al menos 80 deportistas a Tokio.

Asimismo, la escuadra tenía fijados entre sus objetivos los campeonatos mundiales sub-20, sub-23 y de mayores fechados para finales de año, los cuales hasta ahora no han anunciado cancelaciones.