Pinar y Granma: igualados en semifinal beisbolera

Ambos equipos suman una victoria en su lucha por el único cupo a la gran final de la pelota cubana
Pelota Cubana
 

Reproduce este artículo

Las novenas de Granma y Pinar del Río marchan con una victoria cada una en dicho play off semifinal que se desarrolla en la sede neutral del José Antonio Huelga de Sancti Spíritus.

En el primer choque, con el as Lázaro Blanco de la mano, los granmenses daban primero, pero ni cortos ni perezosos, los de Pinar del Río ripostaron a golpe de KO, al despachar a los de Granma este domingo, 13 carreras a 3. Con ello, Pinar empató con Granma el primer match semifinal de la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Esta vez fue disminuida la ofensiva de los granmenses, pues solo consiguieron cuatro imparables en el estadio José Antonio Huelga de la ciudad yayabera. Mientras, sus rivales despacharon 13 hits. Hubo además una pifia cometida por el torpedero de los perdedores, Yulián Milán, que costó nada más y nada menos que cuatro anotaciones.

Los pinareños comenzaron agresivos con imparables consecutivos de Juan Carlos Arencibia y Reinaldo Lazaga, pero Lázaro Emilio Blanco bateó para double play y William Saavedra fue dominado en rolata al cuadro.

El primer alazán frente a Vladimir Baños, el zurdo Roel  Santos, desapareció la esférica de línea por el jardín derecho. Los chicos de Carlos Martí tuvieron oportunidad de anotar más, pues Raico Santos disparó doblete y tras la base intencional a Carlos Benítez, el receptor Iván Prieto facilitó la doble matanza.

El primer tercio finalizó tranquilo, de 1 a 0 para los de Granma. Un poco más tarde, finalizando seis entradas, los Alazanes mantenían la distancia sobre los Pativerdes, tres carreras a dos.

En el séptimo capítulo, con dos boletos, un pelotazo e imparables de Arencibia, Blanco y Pedro Luis Rodríguez, los pinareños marcaron cinco carreras y tomaron el mando. En esa chance explotó el zurdo granmense y pasaron por el box una retahíla de lanzadores orientales pero ninguno detuvo la hemorragia. Por el contrario, Frank Luis, que estuvo con dengue hasta hacía pocos días, se recuperó en el box y no permitió más libertades.

La debacle para los orientales llegó en el inicio del octavo, cuando los ganadores anotaron seis veces con inatrapables de Yasiel Ajete, Esteban Terry, Pedro Luis Rodríguez, Yasser Julio y Luis Pablo Acosta. A eso se sumaron tres boletos. El marcador de KO se reflejó en la pizarra y quedó 13 a 3, para celebración de los más occidentales de la isla.