MLB: Rayas a un paso y Gurriel no mejora
Una vez más, las Rayas fueron el mejor equipo sobre el terreno en San Diego, donde se disputa la Serie de Campeonato de la Liga Americana
MLB: Rayas a un paso y Gurriel no mejora
 

Reproduce este artículo

En toda la historia de las Grandes Ligas de béisbol un solo equipo ha remontado un 3-0 adverso en una serie de postemporada, por lo que las Rayas de Tampa Bay tienen enormes posibilidades de regresar a la Serie Mundial tras vencer este martes (5-2) a los Astros de Houston y tomar dicha ventaja.

Una vez más, las Rayas fueron el mejor equipo sobre el terreno en San Diego, donde se disputa la Serie de Campeonato de la Liga Americana y donde el equipo de Texas ha mostrado su peor cara en años.

Otra vez el segunda base venezolano José Altuve fue villano para los suyos, pues cometió su tercer error en 2 partidos en un tiro hacia el campocorto Carlos Correa, desatando un rally de 5 carreras de Tampa en el quinto episodio.

Por los de la Florida el cubano Randy Arozarena continúa como punta de lanza de la ofensiva, logrando esta vez 3 imparables en 4 turnos oficiales —incluido un doble— que le sirvieron para seguir inscribiendo su nombre en la historia.

Arozarena se convirtió en apenas el quinto jugador de MLB que logra 4 partidos de al menos 3 jits en una misma postemporada, una lista que prestigian entre otros Albert Pujols y José Altuve y en la cual el cubano es el único en ingresar siendo novato.

Aunque no impulsó carreras en el último choque, Randy pisó el home en una ocasión —iba camino a segunda cuando el fatídico tiro de Altuve— y llegó así a 11 anotadas, cifra que representa el máximo para un cubano en playoffs.

Con su trío de indiscutibles, el pinareño de 25 años se convierte en el segundo pelotero de la isla en alcanzar los 18 en una postemporada, detrás de Yuli Gurriel, quien también posee la marca cubana con 21.

Precisamente, Gurriel volvió a recibir una blanqueada en 4 turnos luego de haber conseguido 2 imparables en el choque anterior de la serie, confirmando un bajón en su rendimiento que ya se extiende más allá del mes de duración.

En 32 turnos al bate en la postemporada, el mayor de los Gurriel ha conseguido solo 4 jits, con 3 anotadas, solo una impulsada y frecuencias ofensivas de .125/.237/.125.

Sin embargo, no ha sido solo él quien ha experimentado un declive en su rendimiento ofensivo en los Astros y muchos analistas y aficionados comienzan a culpar de esto a su culpabilidad en el famoso caso de robo de señas en años recientes.

Por su parte, Yandy Díaz volvió a la alineación de Tampa, esta vez como cuarto madero, y consiguió jit y anotada en 5 chances válidos, con un ponche entre sus fallos.

Mientras tanto, Aledmys Díaz también inició por los Astros, en un partido donde consumió par de turnos y consiguió un jit antes de ser sustituido, estirando así a 4 su racha de encuentros pegando de jit.

Ambos cubanos, villaclareños y de apellido Díaz, Aledmys y Yandy compartieron un momento de alegría para Cuba cuando se encontraron en primera base, logrando así compartir terreno de Grandes Ligas con un amigo de la infancia, un sueño que muy pocos logran conseguir.