Matanzas saca la casta y pone la final más pareja

Los actuales campeones nacionales ganaron su primer choque ante Granma y ponen la final 2-1
Matanzas y Granma
 

Reproduce este artículo

Los actuales campeones de la pelota cubana, los Cocodrilos de Matanzas, sacaron su casta y vencieron en el tercer choque de la final a los Alazanes de Granma, tres carreras a una.

El campeón Matanzas se sacudió de dos derrotas similares para superar 3-1 a Granma con una sólida labor del relevista Naykel Cruz.

“Lo más importante fue aportar una victoria que el equipo necesitaba”, señaló Cruz a la prensa local luego de 6.2 entradas en la que admitió cuatro imparables, incluido jonrón de Roel Santos, propinó un sexteto de ponches y dio un boleto.

“Me sentí bien, en condiciones de aportar a la reacción que nos propusimos, y en eso me concentré, centrado en utilizar los lanzamientos que consideramos mejor en cada turno”, añadió en la sala de prensa del estadio yayabero, José Antonio Huelga.

El zurdo sustituyó al diestro Renner Rivero, quien en 2.1 innings dejó sin incogibles a una tanda que pegó el primero a la altura de sexto, pero tuvo problemas con el control, expresados en tres bases por bolas y otros tantos pelotazos.

“Volvimos a estar en presencia de un juego cerrado, y contamos con un Naykel Cruz que se presentó inmenso, muy bien con su curva y su recta, que mantiene sobre las 90 millas”, dijo el mentor Armando Ferrer, director de los Cocodrilos, que marcaron con impulsadas de Aníbal Medina, Yadil Mujica (4-2) y Ariel Sánchez (4-1).

“Perdimos buenas oportunidades, como bases llenas con un out y sin out, porque no salió el batazo oportuno, pero lo importante es que logramos la victoria que nos da un respiro”, añadió el estratega de un elenco que produjo 10 indetenibles, siete de ellos a costa del abridor César García (3.1).

“Insistimos con los muchachos sobre la necesidad de jugar milimétricamente, evitando errores tácticos y en el corrido de las bases, algo que influyó en nuestras salidas anteriores, también decididas por estrechos márgenes”, volvió a decir el DT.

“Les instamos a pararse en el cajón de bateo con la intención de llegar a segunda, y no a primera, no aflojar la carrera tras un jit y regresar con agresividad a la base de ser necesario”, relató sobre los fracasos del domingo y lunes.

Hasta el momento, el DT de Matanzas no había adelantado abridor. Mientras Carlos Martí confirmaba a Joel Mojena para asumir el reto de frenar el despertar de los yumurinos en el cuarto choque de esta final a celebrarse este 1ro de abril en la misma sede del Huelga.