Tokio: Karateca cubanoamericano gana bronce olímpico derrotando a una leyenda

Ariel Torres, nacido hace 23 años en Cuba, superó al veterano y multi campeón de Venezuela Antonio Díaz
Ariel Torres en las Olimpiadas de Tokio. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El karateca cubanoamericano Ariel Torres ganó este 6 de agosto la medalla de bronce en katas de los Juegos Olímpicos de Tokio, superando al experimentado venezolano Antonio Díaz por una diferencia mínima, con 26,72 puntos contra 23,64.

Con el kata 'Chatanyara Kushanku', Díaz, de 41 años y dos veces campeón del mundo, evolucionó con movimientos rápidos y fluidos sobre el tatami. Eligió un kata que domina, muy técnico pero que a la vez demanda una alta forma física, informó la agencia de noticias EFE.

Por su parte, Torres se decantó por un 'Anan' que le permitió exhibir el estilo espectacular que le caracteriza y llenar de ruido el Nippon Budokan, con sonoras pisadas contra el suelo. Díaz esperó primero de espaldas a la tarima a que el cubanoamericano hiciese su presentación, pero a mitad del ejercicio sí se volvió para verle terminarlo.

Luego de conocer la decisión de los jueces, el venezolano se emocionó, pues la grada lo despidió de pie, con una ovación. Díaz es uno de los karatecas más queridos del circuito y que más éxitos tiene en su historial: ha sido 16 veces campeón panamericano.

Ariel Torres, tiene historia con el veterano Antonio Díaz. En la edición de 2019 del torneo continental el estadounidense de origen isleño, frenó la racha triunfadora del venezolano. Díaz se desquitó tres meses después en los Juegos Panamericanos de Lima.

Torres, nacido hace 23 años en Cuba, reside en Hialeah y emigró a Estados Unidos con apenas 4 años de edad.

El oro olímpico de la kata quedó en casa, pues fue al cuello del japonés Ryo Kiyuna, que superó al español Damián Quintero en la final. La otra medalla de bronce la ganó el turco Ali Sofuoglu, que se impuso al surcoreano Park Hee-jun por 27,26 a 26,14.

 

Eddy Álvarez, otro cubanoamericano que hace historia en Japón

El pelotero cubanoamericano Eddy Álvarez, que portó la bandera de Estados Unidos durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, hizo historia al clasificar con su equipo para la final del béisbol.

Sin importar el color de la presea que logren, el hijo de exiliados de la isla será el tercer deportista que, en representación de EEUU, gana medallas en olimpiadas de invierno y verano.

La selección norteña peleará ante Japón por la medalla de oro del torneo que significó el retorno del béisbol al olimpismo, al prevalecer sobre Corea del Sur por marcador de 7-2.

"Me puso sentimental porque representa mucho sacrificio. Aún no puedo creerlo. Sé que el trabajo aún no está acabado porque la razón por la que vine fue la redención, para ganar la medalla de oro", dijo el infielder de 31 años, informó el diario AS.

Álvarez se llevó una presea olímpica por primera vez en el año 2014, cuando ganó una medalla de plata en los 5,000 metros por relevos en patinaje de velocidad, de los juegos de Sochi. Esa competencia la ganó el equipo ruso, aunque tres de sus integrantes luego fueron vetados tras el escandaloso caso de dopaje que involucró al gobierno de Rusia.

El diario AS recuerda Eddie Eagan fue el primer deportista de Estados Unidos en ganar medalla tanto en juegos olímpicos de verano como invierno. En la edición de Amberes 1920 se llevó el oro en la categoría semicompleto de boxeo. Doce años después, en Lake Placid 1932, consiguió la presea áurea en bobsleigh.

Casi un siglo más tarde, Lauryn Williams logró una plata en los 100 metros durante Atenas 2004 y el oro en los relevos 4x100 metros en Londres 2012; coronó la hazaña en Sochi 2014, al llevarse la prese de plata en bobsleigh.