Escándalo en Federación Internacional de Pesas
Una investigación liderada por el reconocido abogado Richard McLaren encontró malversación de millones de dólares e irregularidades en el control antidopaje de la Federación Internacional de Pesas
Escándalo en Federación Internacional de Pesas
 

Reproduce este artículo

Una investigación liderada por el reconocido abogado Richard McLaren encontró malversación de millones de dólares e irregularidades en el control antidopaje de la Federación Internacional de Pesas esta semana.

En el informe que será presentado a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se detalla la gestión del titular del organismo, Tamás Aján, como la de “un líder autocrático” que recibió el dinero en efectivo correspondiente a multas por dopaje impuestas a federaciones nacionales, un dinero cuyo paradero se desconoce.

Asimismo, McLaren reveló que unos 40 casos de dopaje fueron ocultados de los documentos de la Federación y muchos de esos atletas consiguieron títulos mundiales y continentales en halterofilia.

“Encontramos fallas sistemáticas de la gestión y corrupción en los más altos niveles de la Federación”, dijo McLaren, mientras que el Comité Olímpico Internacional (COI) dijo que estudia el documento presentado por el abogado canadiense.

Según la pesquisa, unos 10.4 millones de dólares no aparecen como registrados por la Federación, a pesar de que la investigación los reconoce como parte de los ingresos y gastos del organismo durante los años revisados.

“Mantuvieron a todos en la ignorancia financiera utilizando cuentas de banco escondidas. Parte del efectivo fue contabilizado, otra no”, señala el documento de cientos de páginas presentado al COI, en el cual se detallan además las transacciones sospechosas.

Como parte de la evidencia destacan una multa de medio millón de dólares a la federación de Azerbaiyán, la cual se desconoce cómo fue cobrada, y una recolección de 440 000 dólares en varios pagos efectuada por Aján en un viaje a Tailandia.

Desde que la investigación tomó forma, Tamás Aján abandonó su cargo y terminó así con dos décadas de mandato y más de cuatro de trabajo en el organismo rector de las pesas a nivel mundial, así como con su membrecía honorífica del COI.

“Las actividades reveladas y el comportamiento que ha estado ocurriendo en los años anteriores es inaceptable y posiblemente criminal”, dijo la presidenta interina Úrsula Garza Papandrea, quien reafirmó la voluntad de la Federación de poner en manos de las autoridades cualquier resultado de su investigación.

“En toda mi vida he respetado la ley, las reglas escritas o no y las prácticas del deporte”, se defendió Aján en su comunicado de dimisión. “Las afirmaciones en mi contra son infundadas”.

Richard McLaren es conocido por su larga carrera como especialista en casos de este tipo, con destacadas investigaciones en las Grandes Ligas de béisbol, la Liga Nacional de Jockey de Estados Unidos, la Asociación de Tenis Profesional, así como miembro designado para supervisar los Juegos Olímpicos de verano e invierno durante más de 20 años.

La investigación de McLaren comenzó en enero después de que la cadena alemana ARD reportó irregularidades financieras en la federación y posibles encubrimientos de dopaje.