Cuba: ¡660 minutos sin anotar!

 

La selección mayor de fútbol despidió 2019 con un registro histórico: ¡660 minutos sin anotar un gol en partidos oficiales!

El negativo record fue consumado este martes tras la derrota 0-4 del equipo cubano ante el de Estados Unidos en el último encuentro de su grupo A disputado en Islas Caimán en una cancha que dejaba mucho que desear. 

EE.UU demostró, a pesar de la goleada, que aún necesita mejorar si desea llegar a empeños mayores en la próxima eliminatoria para  la Copa Mundial de Qatar 2022. Terminó empatado con Canadá con 9 puntos pero por su mejor average de goles avanzó a semifinales como líder de la llave.

Esta fue la octava derrota seguida para Cuba  en sus últimos ocho juegos oficiales , cinco en la Liga de Naciones ( 1-2 Haiti, 0-6 Canadá, 0-1 Canadá, 0-7 USA, 0-4 USA) y tres en la Copa Oro (0-7 México, 0-7 Canadá y 0-3 Martinica).

El último gol oficial de Cuba lo anotó Luis Javier Paradela en el minuto 60 frente a Haití en Puerto Príncipe el 24 de marzo de 2019.

 

Paradela jugó los dos últimos encuentros contra Estados Unidos con su inédita condición de futbolista profesional cubano contratado en el sistema deportivo rentado de la Unión Americana sin romper sus vínculos con el Instituto estatal de deportes (Inder) de Cuba.

Un paréntesis se ha abierto ahora con el futuro de Paradela toda vez que ya cumplió con sus tres meses del fichaje temporal con el Reno 1868, de la segunda división y se ha regresado a La Habana por lo que su visa especial para atletas ha expirado. 

No obstante se espera que las negociaciones del equipo norteamericano con el club guatemalteco Universidad San Carlos se reanuden debido al interés que los estadounidenses han manifestado sobre el jugador cubano para la próxima temporada.

El experimento con Paradela y su Visa 1A está siendo estudiado por la Federación Cubana de Béisbol y la Confederación  Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) para burlar la cancelación del acuerdo de la MLB decretado por la Administración Trump.

Luego del fracaso en la Copa Oro el técnico pinareño Pablo Elier Sánchez sustituyó al villaclareño Raúl Mederos al frente de la selección cubana pero el equipo nacional siguió haciendo aguas en medio de malos resultados, deserciones, y encima teniendo que actuar fuera de casa por la incapacidad de los directivos locales de acondicionar el estadio Pedro Marrero de La Habana.

Cuba quedó en el último lugar de la Copa de las Naciones y por su faena descendió al segundo nivel, sitio del que no debió salir al comenzar el torneo para bien de su imagen.

A pesar de que la situación que atraviesa el fútbol cubano es penosa no son pocos los que consideran que el experimento con los técnicos cubanos ya se agotó y que pudiera explorarse con algún extranjero como sucedió hace 15 años con el peruano Miguel Company que además de ciertos resultados decorosos ayudó en el desarrollo de otros adistradores nacionales como Armelio Luis y Raúl González Triana.