Un estudio independiente con Altura Musical

 

Los mensajes, estilos y formas de vida propios de la llamada “cultura urbana”, surgen y se desarrollan creativamente a partir del nuevo milenio, cuando comienza a tomar fuerza la sociedad de la información para todos.

Hoy en día el conocimiento no se adquiere solo a través de los libros, sino también de flash en flash. Las nuevas tecnologías democratizan los medios, ya sean las producciones musicales, literarias o cinematográficas. 

 

El desarrollo de los estudios de grabación independientes como el que muestra este video, viene también asociado a la accesibilidad de los recursos informáticos para crear. 

El desarrollo de las nuevas tecnologías benefician los procesos de grabación, masterización y mezcla, al aparecer procesadores al alcance de los artistas autónomos.

Todo esto contribuye a la proliferación y al aumento de la calidad de las productoras independientes. 
Así emergen y crecen proyectos sin el apoyo de instituciones estatales en Cuba y sin amparo legal alguno, solo con las ganas de hacer.