“Un racista asesino”: responden a la UNESCO por celebrar natalicio del Che

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) celebra en redes sociales el natalicio de Ernesto Guevara y le llueven críticas
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) celebra en redes sociales el natalicio de Ernesto Guevara y le llueven críticas
 

Reproduce este artículo

Este 14 de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) celebró el natalicio de Ernesto 'Che' Guevara en redes sociales y le llovieron críticas.

La institución internacional compartió en su Twitter un fragmento del discurso del guerrillero en Naciones Unidas, de 1964, y lo calificaron de 'histórico'.

Organizaciones y personas cuestionaron la postura de UNESCO, por elevar a una figura tan controversial.

La abogada y directora Ejecutiva del Instituto Casla, Tamara Suju, escribió: "Qué vergüenza para la Humanidad que ustedes anden recordando a este ASESINO. ¿Por qué no sacan las fotos de sus víctimas, de las que se vanagloriaba y las contaba como trofeos? ¡Qué patéticos son ustedes!".

El "Center for Free Cuba" también recordó: "un racista asesino en masa, que cenó con Mao (Zedong), mientras millones murieron de hambre no es alguien para celebrar".

"Allí también dijo: Hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario (...) Nuestra lucha es a muerte (...) Pero eso sí, asesinatos no cometemos...", señaló el periodista Víctor Amaya sobre el mencionado discurso.

También el escritor Emmanuel Rincón calificó de cómplices a la UNESCO. "Son cómplices de asesinos y promueven un discurso en el que el Che afirmaba que habían fusilado gente en Cuba y que lo seguirían haciendo. El mundo no debería pagar por instituciones que promueven ideas terroristas".

Convencido de la necesidad de extender la lucha armada en todo el tercer mundo, el Che Guevara impulsó la instalación de "focos" guerrilleros en varios países de América Latina. Entre 1965 y 1967, él mismo combatió en el Congo y en Bolivia. En este último país fue capturado y ejecutado por el Ejército.

Sus propios diarios dan fe de sus atrocidades y cómo le gustaba matar. También en la Isla fue uno de los impulsores de las llamadas Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP).