¿Estudiantes apoyan en EE.UU. el "día de Fidel Castro?"

Campus Reform, un sitio online para estudiantes, se ocultó para ver hasta dónde llegarían en su apoyo a Castro. Lo presentaron como un líder religioso
 

Reproduce este artículo


Campus Reform, un sitio online para estudiantes, envió a sus reporteros a algunas universidades del país para saber cuánto apoyo tienen los elogios del senador Bernie Sanders a Fidel Castro y su Revolución.

Creo que condenamos el autoritarismo ya sea en China, Rusia, Cuba, en cualquier otro lugar, pero simplemente decir que nada de lo que haya hecho alguna de esas administraciones haya tenido un impacto positivo en su gente, creo que sería incorrecto”, dijo Sanders el domingo por la noche.

Dados los comentarios de Sanders en defensa de Fidel Castro, Cuba y los programas de alfabetización del país, Campus Reform se ocultó para ver hasta dónde llegarían los estudiantes en su apoyo a Castro.


Los corresponsales Addison Smith y Jessica Custodio crearon una campaña ficticia pidiendo un “Día Nacional de Fidel Castro”, y les preguntaron a los estudiantes si estarían dispuestos a firmarlo.

Smith y Custodio citaron los “programas de alfabetización” y las “reformas educativas” de Castro, y se refirieron a él como un “erudito religioso” en su discurso a los estudiantes. Al parecer ninguno sabía quién era exactamente Castro.

Muchos se apresuraron a firmar la petición. “Estoy deprimido”, dijo un estudiante cuando se le preguntó si estaría dispuesto a firmar la petición. “Claro”, dijeron otros estudiantes en respuesta.


“That’s fucking sick, bro (algo así como “esto está de locos, hermano)”, dijo un estudiante diferente con entusiasmo y agregó que firmaría.

Bernie Sanders fue un profundo admirador del régimen cubano y de la extinta Unión Soviética, tal y como revelan documentos archivados en la Universidad de su estado.

De acuerdo con el diario Washington Examiner, a finales de la década de los 80 del pasado siglo, Sanders no solo calificaba los “horrores” de Cuba como “cosa de propaganda de derechas”, sino que también elogiaba la infraestructura soviética.

El entusiasmo de Sanders por los regímenes comunistas era tal que llegó a declararse a sí mismo socialista y a elogiar efusivamente la “Revolución cubana” en una declaración pública cuando era alcalde de Burlington.

Sanders también elogió los “programas para jóvenes y trabajadores” que vio durante su viaje a Moscú. En aquella ocasión, señaló que tanto EEUU como la URSS tenían dificultades en esferas como el cuidado de la salud, la protección del medio ambiente y agricultura.